martes 22/9/20

Justicieros impávidos

Mientras al LLarenas le faltan bemoles para solicitar la extradición del Puigdemont, al Marchena parece que le sobran con el Oriol. Impedirle que recoja su acta de diputado europeo en el Parlamento quizá pueda explicarse, en su caso, con alguna de estas frases; a saber: Actuación irreprochable. Encarnizamiento judicial. Alevosía flagrante (quitarle tal derecho tras juzgarle en el Supremo, y sin dictar sentencia. Fraude de ley, cuando menos. Prevaricación, sabiendo que conculca la propia doctrina del Supremo, del Constitucional, y del Tribunal Europeo, así como normas del Parlamento Europeo, fuera de su ámbito jurisdiccional. Disposición jurídica justa. Proxenetismo judicial. Arranque visceral. Mala follá personal o profesional. Exquisitez judicial. Elucubración empírica. Como soy lego en cosas judiciales, supremas, o no, aporto estas virguerías semánticas donde vds. pueden elegir la, o las que crean más adecuadas al caso, según su leal saber, o entender. Yo me abstengo por seguridad carnal.

Comentarios