jueves 02.07.2020

Erdogamia

La tita Merkel de Alemania, y su delfina  teutona Ursula von der Leuden, presidenta del Consejo de l Unión Europea, han apañado un cabreo del quince, porque Erdogan amenaza con abrir la puerta a Europa de casi cuatro millones de refugiados, por la que la Unión Europea de Jean Claude Juncker  pagó a  Recep Tayyip Erdogan, seis mil millones de euros para que los retuviera en Turquía y no tener que ampararlos. Ahora Erdogan se ha puesto chulito, porque quiere que Europa reconozca que Turquía (que pertenece a la OTAN pero hace lo que le peta a él), está en legítima guerra en Siria contra el yihadismo, y de paso se está cargando a los milicianos kurdos “porque no le caen bien por motivos políticos”. Naturalmente, la tita Merkel le ha dicho que “No se puede hacer política con seres humanos”, y la Ursula, “No vamos a aceptar chantajes y tal y tal”, cuando la Unión Europea  trató a esos mismos refugiado como una venta de esclavos, que el puto sultán otomano amenaza ahora dejar salir a Europa. Tan cabrón es el Erdogám ahora (como cuando encarceló periodistas, jueces, y políticos opositores), como fue su “erdogámico” Juncker en su día, poniendo a los ciudadanos europeos como colaboradores negreros silentes, menos a unos cuantos que protestamos, aunque ni puto caso nos hicieron. ¿Volverán a intentar acallar al chantajista Erdogán, con más “euros de sangre”?

Comentarios