domingo 9/8/20

Jornaleros de la política

Para los políticos con aspiraciones electorales el mes de marzo es el de mayor trabajo persiguiendo el voto del indeciso en unos comicios en los que las cosas no están tan claras como nos insisten los hacedores de las encuestas que salen publicadas en los medios de comunicación en estos días que nos acercamos a marchas forzadas a la campaña electoral.
El mes en el que cambiamos de estación la clase política dedica muchas más horas de las habituales para acercarse a los votantes para explicarles lo que han realizado y los proyectos, siempre con eternas promesas, que tienen de cara a conseguir el mandando y poder disponer de los dineros públicos para invertir en esas realizaciones que muchas veces son auténticas obras faraónicas sin sustento económico con las que poderlas realizar.
En este mes los políticos, de cualquier signo y tendencia, se convierten en auténticos jornaleros y servidores públicos pue es ahí donde está el caldo de cultivo en forma de votos. Para ellos los días deberían tener 48 horas para prometer y prometer en la búsqueda del voto perdido o indeciso que pulula por el ambiente electoral. Son muchas horas las que le meten el cuerpo explicando y entregando sus propuestas electorales y saludando a los posibles votantes para decirles que sus postulados son los mejores para su barrio, su colectivo, su comunidad y la zona urbana. Es lo de siempre pero cada vez más cargado de promesas que la mayoría de las veces son incapaces de cumplir. En su trabajo como jornaleros de la política utilizan todos los resortes para pulsar la opinión y acercar el voto hacia el sobre electoral en que le figurará la papeleta escogida de un determinado partido o coalición.
En este mes de marzo de precampaña electoral se ha agudizado el ingenio de forma importante. Se hacen encuentros al estilo de las elecciones de los americanos y se trabaja con insistencia y sin descanso en las redes sociales. Son los nuevos modos y formas que utilizan los jornaleros de la política. Nada nuevo en el horizonte...

Comentarios