sábado 26/9/20

Las estrellas como techo

e llama Sara, tiene 41 años y es la mujer sin hogar que sale fotografiada en los carteles diseñados para la Jornada de Personas Sin Hogar que se celebra el próximo domingo 27 de octubre con el objetivo de impulsar en toda la ciudadanía la toma de conciencia sobre la realidad de exclusión social extrema de muchas personas 
Sara le “Pone cara” al grafismo que salió a la calle promovido por Cáritas y otras instituciones de ayuda a las personas necesitadas, para denunciar una gran desgracia, la de vivir teniendo como techo las estrellas, que se ha agravado en los últimos años, así como denunciar un modelo socioeconómico generador de descarte y expulsiones que tiene su mayor impacto en las personas sin hogar. 
Y Sara se suma a la campaña institucional diciendo: “Me quedé sin trabajo, el banco me desahució y ahora vivo en la calle. Lo peor es que parece que dejas de existir. Llegó un momento en que no me importaba nada”. Palabras desgarradoras de Sara que ponen voz a la experiencia de desarraigo que viven miles de personas que siguen estando en situación de sin hogar en todo el territorio.
Que este año en el que la jornada de las personas sin hogar se celebra en el presente mes de octubre, después de algo más de cuarto de siglo haciéndolo en noviembre, se haya escogido un rostro femenino se hace para destacar una auténtica realidad: el problema del sinhogarismo afecta doblemente a las mujeres, quienes junto a una menor visibilidad en la calle, son mucho más vulnerables a sufrir agresiones y situaciones de violencia.
El VIII Informe FOESSA de Galicia señala de forma contundente que son varios miles de personas las que en nuestra comunidad autónoma tienen que vivir en lugares inadecuados e insalubres por falta de un hogar en el que cobijarse de las inclemencias del tiempo. Las dificultades de acceso a una vivienda digna se han agravado en los últimos años, y, por desgracia, cada vez son más las personas que tienen como techo las estrellas, y cada vez son más invisibles pese a que las encontramos vagando por las calles de nuestra ciudad.

Comentarios