Miércoles 21.11.2018

El relativismo

Es muy conocida la tesis de que es imposible la verdad absoluta y de que todo es provisional y temporal, porque afirmar una verdad como algo absoluto es una manifestación de intolerancia cuando no de fanatismo o de fundamentalismo.

Es muy conocida la tesis de que es imposible la verdad absoluta y de que todo es provisional y temporal, porque afirmar una verdad como algo absoluto es una manifestación de intolerancia cuando no de fanatismo o de fundamentalismo. El relativismo, sin embargo tampoco es, o puede ser, algo absoluto. Es más, como señaló Ortega, el relativismo es una teoría suicida porque cuando se aplica a si misma, se mata. En efecto, pocos tolerarían que el pensamiento relativista se extendiera a la ciencia experimental o a ciertas normas imprescindibles de justicia y civilidad. El problema es que para el relativismo no existe la verdad sino esos buenos sentimientos que se manejan y controlan desde las terminales de la tecnoestructura. Hoy todo se resuelve con apelaciones a las sensaciones, a la subjetividad porque se tiene miedo a la realidad, a la objetividad, a la existencia de normas y criterios de comportamiento que puedan poner en cuestión el manejo del sentimentalismo que hacen con notable éxito.

El relativismo
Comentarios