Jueves 21.03.2019

God Save Yahoo

Se cumplen treinta años, o sea, toda mi santa vida, del nacimiento de internet. Y no me refiero a él como proyecto, que eso es mucho anterior. Si no recuerdo mal, la idea inicial surge a raíz de un proyecto militar, ya que tras la guerra fría, pero bien pasado un tiempito, EE.UU buscaba dar respuesta y contrarrestar los ataques tecnológicos de la U.R.R.S. y puso sobre la mesa un despliegue de medios para poder crear ARPA, la cual fue realmente la base fundamental sobre la que edificar lo que, a día de hoy, conocemos como internet. Pero desde un punto a otro de la historia la verdad es que llovió mucho y la treintena que se celebra este Marzo es, más específicamente, del nacimiento de la World Wide Web. O lo que es lo mismo, esas tres W que ponemos como cabecera de cada link. Ay, que nostalgia por favor, recordar los primeros pasos de nuestro bebé internauta... 

Si hablabas por teléfono no tenías internet, si te conectabas a internet por el auricular salía aquel pitido infernal que amenazaba con dejarte sorda a muy pronta edad. Los software y los diseños web eran tan... cuadrados. Como los juegos arcade, vaya. Todo muy de la época, muy retro, en definitiva. Ahora porque tenemos unos gráficos que lo flipas y los jugadores del Fifa parecen los de verdad, ahora porque tenemos internet siempre activo pegado a nosotros en el móvil, ahora porque abrimos una ventana online a nuestras vidas y contamos en redes sociales hasta cuando nos pica la espalda... Pero hubo un tiempo que aquello era todo nuevo y fascinante y si alguien nos llega a hacer una videollamada, nos habríamos quedado con la misma cara que si a uno del medievo le enseñamos una bombilla. Que cuando chateabas por el IRC Hispano te creías Willy Fog viajando al otro lado del charco pero sentado en tu cubículo del Cyber. Oh, los Cyber, larga vida... cuántas alegrías nos dieron. Porque no nos vayamos ahora todos de entendidos y flipaditos, que esto fue así y esa parte de la historia revolucionó nuestras vidas y la manera en la que hasta entonces entendíamos las relaciones personales. Ahora ya, de perdidos al río.

Y ojo, también es para llorar el pensar que hubo quien fue visionario y se lucró a base de crear herramientas como Google, Facebook, Terra... Que a día de hoy nos parece muy lógico eso de sacarse de la manga un buscador que aúne todos los sitios web del mundo o una red social que ponga en contacto a gente, pero lo cierto es que a ti la idea no se te vino a la cabeza. Por eso, tú veraneas en Castelldefels y ellos en Miami.

God Save Yahoo
Comentarios