lunes 17.02.2020

Ferrol. Luces y sombras de las bibliotecas públicas y de las otras

Las bibliotecas públicas deben cumplir una triple función: guardar los conocimientos humanos, difundir la cultura entre sus usuarios y fomentar la investigación. Todo ello por medio de libros, revistas y prensa, así como por el empleo de materiales digitales y audiovisuales. Debe añadirse la función social que representa la posibilidad de disponer de la prensa del día y el poder usar los modernos medios informáticos de que disponen, incluso sirviendo como lugar de estudio para muchos jóvenes. 

La Biblioteca Municipal Central de Ferrol, situada en el amplio edificio del antiguo Banco de España, dispone de 72.000 obras, además de 4.000 documentos de diferente tipo, una hemeroteca de 680 publicaciones periódicas, un Fondo Audio Visual de 12.000 unidades y un Fondo Antiguo con publicaciones de interés, muchas de ellas procedentes de la antigua biblioteca del Centro Obrero de Cultura. 

La Biblioteca Municipal realiza presentaciones de libros y lleva a cabo interesantes talleres y actividades de divulgación, aunque alguna de ellas, como la relativa a la historia de Ferrol, no se distingue por su amplitud de miras. Por su parte, mientras sigue funcionando la Biblioteca Municipal de Caranza, la del Inferniño lleva varios meses cerrada. 

La Biblioteca Naval de Ferrol, situada en el edificio del antiguo Penal de San Campio, es de uso público. Dispone de unos 40.000 volúmenes, agrupados esencialmente en tres secciones: Geografía e Historia, Ingeniería y Técnica, y Seguridad y Defensa. Guarda bastantes libros antiguos, el que más una Historia General de España, una obra del Padre Juan de Mariana del año 1601, además de varias obras de Jorge Juan y Antonio de Ulloa del siglo XVIII.

La Biblioteca Universitaria del Campus de Esteiro ocupa parte de un edificio singular y bien rehabilitado, la Casa del Patín. Francamente mejorable, dispone de una discreta serie de publicaciones referentes a los estudios que allí se realizan: Humanidades, Diseño Industrial y Enfermería y Podología. Igualmente dispone de una pequeña serie de publicaciones y documentos referentes a la ciudad de Ferrol.

El Casino Ferrolano tiene su biblioteca radicada en el cuarto piso de su sede, un elegante edificio de Rodolfo Ucha. De carácter privado, dispone de varios miles de obras, muchos de ellos pertenecientes a enciclopedias de diferentes temas. Aunque tiene algunos ejemplares de interés histórico,  no dispone de la necesaria información al usuario y precisa una mejor y más adecuada catalogación  

La biblioteca y hemeroteca del Ateneo Ferrolán ocupan un espacio preferente de la nueva sede de la entidad, un interesante edificio del siglo XVIII perteneciente al Legado Carbajal. La biblioteca, que dispone de más de 12.000 volúmenes donde destaca su Fondo Local, arrastra una serie de problemas derivados de las últimas obras llevadas a cabo en la sede. Especial consideración merece su hemeroteca, que dispone de 500 cabeceras de periódicos y más de 300 títulos de revistas, habiendo sido digitalizada el año 2008 por la Fundación Barrié de la Maza. 

En cuanto a la biblioteca Fontenla Leal y la hemeroteca Martínez Quelle del Real Coro Toxos e Froles, permanecen cerradas ambas desde hace muchos años en la calle del Sol, demostrando el poco interés de la centenaria entidad en este tema. En lo que se refiere a la biblioteca debe significarse el interés de una serie de libros editados en Ferrol a finales del siglo XIX y principios del XX. En cuanto a la hemeroteca, pasan de 300 las cabeceras del siglo XX allí guardadas, más de cuarenta de ellas pertenecientes a Ferrol. De las cabeceras destaca precisamente la colección de la revista  Labor Gallega, fundada el año 1913 en La Habana. 

La Sociedad Artística Ferrolana, cual corresponde a su propia dedicación y a la importante presencia de pintores y artistas de esta ciudad, dispone de un abundante número de obras y publicaciones periódicas referidas a la pintura y las artes plásticas. Su carácter de asociación itinerante, sin tener una sede fija, impide el  necesario disfrute y conocimiento de sus interesantes fondos.

Ferrol. Luces y sombras de las bibliotecas públicas y de las otras
Comentarios