Lunes 18.02.2019

La vergüenza de la Feria de Muestras (FIMO) y otros abandonos en Ferrol

Es una vergüenza lo que está pasando con las instalaciones de la Feria

Es una vergüenza lo que está pasando con las instalaciones de la Feria Internacional de Muestras del Noroeste (FIMO), situadas en un lugar privilegiado de Ferrol como es Punta Arnela, en la ensenada de la Malata, a muy poca distancia del centro de la ciudad. Un recinto de 50.000 metros cuadrados entre superficie cubierta y descubierta, dos amplios auditorios, cinco pabellones, varios locales y oficinas, piscina e instalaciones deportivas, además del Edificio de Usos Múltiples, cafetería y restaurante y un amplio aparcamiento. Cualquier ciudad estaría muy satisfecha de disponer de un lugar bien situado y adecuado para la celebración de exposiciones y actividades comerciales, empresariales, deportivas, culturales y de ocio.   
Estas instalaciones se construyeron el año 1959, celebrándose la primera Feria de Muestras el año 1963, llegando a ser la decana de las ferias de Galicia y alcanzando la categoría internacional el año 1986. Tiempo atrás se celebraron en sus instalaciones importantes certámenes sobre el sector naval, la empresa, el automóvil, la pesca, la alimentación y diversas actividades de turismo y ocio, además de conciertos y actuaciones musicales.
Tras recibir múltiples subvenciones y sufrir una poco clarificada gestión por parte de sus últimos responsables y un nulo apoyo de la Xunta de Galicia (léase Fraga y Cuiña), la FIMO arrastra hoy su decadencia, sin ninguna clase de actividad, con las instalaciones cerradas o prácticamente sin uso, muchas de ellas en mal estado, deterioradas y con problemas de mantenimiento. 
Las instalaciones de la Feria de Muestras pasaron a ser propiedad del Concello de Ferrol desde el pasado año 2015, sin que desde entonces se elaborase un mínimo Plan de Usos y Gestión de las mismas, a pesar de que esta fue la petición de algunas de los grupos políticos de la oposición. En esta petición se contemplaban usos deportivos, de ocio y empresariales, así como actividades de emprendedores y de innovación   
No parece de recibo la nueva y reciente ocurrencia del Concello de Ferrol en el sentido de dedicar estas amplias instalaciones para acoger los servicios de la Policía Municipal y los Bomberos, hipotecando unas instalaciones para unos usos relativos a seguridad, pudiendo y debiendo utilizar otro lugar para ello.     
Aunque el caso de las instalaciones de la FIMO constituye el ejemplo más llamativo y vergonzante de la falta de uso y abandono de edificios e instalaciones propiedad de la Administración, se podría hacer una amplia relación de esas instalaciones y de lo que se puede hacer con ellas. Deberían espabilar y manifestarse en este aspecto, no solo el Concello de Ferrol, sino también la Xunta de Galicia, Ministerio de Defensa y Autoridad Portuaria.
Así tenemos la antigua Residencia de Suboficiales en la Puerta de Canido; la antigua sede de Hacienda en la calle Magdalena; la Cámara de Comercio en la calle María; los edificios de la Aduana y de la antigua Comandancia Naval; la Casa del Mar en la Carretera Alta del Puerto; la antigua sede de la Compañía Telefónica en la calle María. Otros muchos casos: construcciones de Sánchez de Aguilera; Centro Comercial Porta Nova del Inferniño; el futuro de varios edificios de Marina (Intendencia, Cuartel de Marinería en la calle María, Factoría se Subsistencias en Copacabana).   
Además se puede añadir el mal uso o nulo aprovechamiento de los espacios de la Cuesta de Mella, el Antiguo Hospicio, el Edificio Multiuso del Legado Carvajal, la Biblioteca Fontenla Leal, las instalaciones de la extinta Fundación Ferrol Metrópoli, los restos de la vivienda natal de Carballo Calero, la Casa del Patín de la calle Atocha, la Casita de la Pradera en el Cantón de Molíns; qué más ejemplos se quieren ¿. 
La última ocurrencia del Concello. San Julián versus martes de Carnaval. Un pueblo que olvida su pasado no tiene futuro. El creciente número de payasos en Ferrol puede justificar la festividad del martes de Carnaval. 
 

La vergüenza de la Feria de Muestras (FIMO) y otros abandonos en Ferrol
Comentarios