viernes 7/8/20

No cerrar la ventana

El pasado domingo publicó Diario de Ferrol en primera plana, que la sangría poblacional condena a Ferrol a un envejecimiento acelerado. Es la misma idea que expuse el 28 de enero de 2018 en un artículo titulado “Un debate cansino”, y que se consideró derrotista. 

La tendencia es irreversible, y quien diga lo contrario se equivoca, pero también dije que aunque Ferrol no volverá a ser lo que fue, no tiene por qué seguir siendo lo que es, porque hay herramientas para estabilizarnos a la baja, como que los universitarios monten aquí sus iniciativas empresariales, o poder ofertar suelo industrial anexo a la plataforma logística que debe ir, sí o sí, asociada al puerto exterior.

Hay riesgo de que esta ventana de oportunidades se nos cierre, sí sólo nos centramos en actividades que alternan ciclos alcistas y bajistas (como la industria naval), o que son incompatibles con la transición energética.

Comentarios