viernes 7/8/20

Dicho de esta manera...

El éxito de los humanos es la capacidad para cooperar en beneficio mutuo. En general ayudamos sin  esperar nada a cambio, aunque si el ayudado nunca ayuda, terminará siendo marginado. 

Así es cómo construimos sociedades más amplias y cohesionadas con elementos comunes, como la religión y el idioma. Los matices del habla son precisamente la clave para la convivencia, porque no parece ser lo mismo debatir que discutir, ni ser soberanista que ser independentista, ni flexibilizar la plantilla que despedir a la gente.

Dicho de una manera todo parece razonable, y dicho de la otra predispone al rechazo. Los políticos que hicieron la Transición medían mucho sus formas y sus palabras, conscientes de las fracturas sociales de esa España que salía de la dictadura. Ahora, el lenguaje político es tabernario, y se valora el insulto como un legítimo atributo del carácter. Es normal que perdamos cohesión.

Comentarios