miércoles 28/10/20

Desescalada automática

Este gobierno resiste en las encuestas, porque muchos creen que habiendo gestionado mal la pandemia, otro gobierno lo habría hecho igual de mal o peor. Esta impresión se refuerza al comprobar el fracaso de las autonomías, cinco de ellas gobernadas por el PP, para controlar un problema mucho más fácil como es la desescalada. 

Todo esto da munición a Santiago Abascal, que pedirá en septiembre volver al estado centralista.  No deja de ser una paradoja que el argumento de que al primer problema serio han fallado, opere en doble dirección, porque al imponerse el “a mí póngame lo que han pedido catalanes y vascos”, las autonomías nacieron para gestionar el día a día de los asuntos ordinarios, y tan malo es olvidar la dejadez con que la dictadura gestionó nuestras necesidades, como negar que con igual capacidad se gestiona mejor desde la cercanía, aunque haya que pagar un parlamento autonómico.

Comentarios