Lunes 27.05.2019

El gran enemigo de la videovigilancia

Martiño Noriega, regidor de Santiago, se está mostrando como el auténtico adalid de la defensa del derecho a la intimidad de sus vecinos. Solo así se puede comprender su resistencia a instalar cámaras de vigilancia que, en alguna medida, “blinden” los muros de la catedral compostelana frente a la acción de los descerebrados grafiteros. Se trata de instalar cámaras que garanticen la identificación de quien atente contra un patrimonio que ni tan siquiera es de los santiagueses, ya que se trata de un monumento de toda la humanidad. Tanto tiento por parte del alcalde compostelano empieza a dar que pensar.

El gran enemigo de la videovigilancia
Comentarios