miércoles 23.10.2019

Un follón que amenaza con convertirse en asunto de Estado

el caso del escrache sufrido por los representantes de Ciudadanos en la marcha del Orgullo de Madrid lleva camino de convertirse en todo un sainete. Y la culpa la tiene el supuesto documento oficial, filtrado a un determinado medio, en el que la Policía aseguraría que no se produjeron agresiones. En realidad, resulta que el papel era una medio chapuza, no aparecía firma alguna (algo fundamental en todos los informes policiales) y, por si fuera poco, tampoco incluía los logotipos oficiales y los que aparecían estaban mal colocados. Es decir, que más parece una operación de corta y pega hecha a toda velocidad y sin mucho rigor, que un documento real y oficial de la Policía Nacional. Y si a esto le añadimos las acusaciones contra el ministro del Interior, quien vino a decir que si Ciudadanos pactaba con Vox que se atuvieran a las consecuencias, pues el follón está servido. Una pena que Sánchez haya condenado al Congreso al más absoluto de los ostracismos. De lo contrario podríamos ver una sesión de control al “no gobierno” de lo más entretenida. FOTO: Inés arrimadas, antes de ser atacada | aec

Un follón que amenaza con convertirse en asunto de Estado
Comentarios