Lunes 22.04.2019

La degeneración de los movimientos

Los chalecos amarillos fueron a Francia lo que el 15-M a España. Parecía un movimiento transversal dispuesto a cambiar las cosas y a poner contra las cuerdas al Gobierno galo. Al final, los españoles se transformaron en Podemos y parece que pierden cada día un poco de fuelle. En cualquier caso, mejor que lo que pasa con los franceses, que se han transformado en saqueadores y alborotadores, dispuestos a incendiar las calles sin más reivindicación que la propia violencia. Una pena que unos pocos sean capaces de reventar movimientos que surgen de manera espontánea y con un objetivo tan loable como el de cambiar las cosas a mejor.

La degeneración de los movimientos
Comentarios