domingo 21.07.2019

Una crisis que aún sigue aquí

La crisis, supuestamente, forma ya parte del pasado. Eso al menos es lo que nos aseguran una y otra vez los políticos. Sin embargo, cada día se ven señales que demuestran que aún estamos lejos de llegar a los niveles previos al reventón de la burbuja inmobiliaria. Por ejemplo, aún a estas alturas, son muchos, muchísimos los que tienen que recurrir a instituciones como la coruñesa Padre Rubinos, que se encarga de dar un techo y comida a los más necesitados. Y durante el pasado año pasaron por sus instalaciones cerca de 240.000 personas. Eso es tanto como todos los habitantes de la ciudad en la que tiene su sede. Incluso, aseguran que el rango de edad que más ha crecido entre sus demandantes de auxilio es entre los 18 y los 30 años. Vidas que se ven ya casi truncadas antes de ni tan siquiera comenzar. Menos mal que hay organizaciones como Padre Rubinos para intentar paliar esa crisis que para los políticos ya no existe.

Una crisis que aún sigue aquí
Comentarios