Sábado 23.03.2019

Podemos, en crisis

Cuando hace cinco años un grupo de profesores de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense

Cuando hace cinco años un grupo de profesores de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense pusieron en marcha una plataforma que acabó convirtiéndose en Podemos, pocos pensaban que al cabo de un lustro, ese movimiento fuera a entrar en una profunda crisis como la que está viviendo en estos días.
En los últimos meses ya se habían encendido algunas señales de alarma, por los problemas internos que Podemos tenía en diferentes puntos: Navarra, La Rioja, Aragón, País Vasco, incluso en Andalucía. Pero lo que le ha dado la puntilla ha sido la decisión de íñigo Errejón,de unirse a la actual alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en su proyecto de la plataforma Más Madrid y presentarse bajo ese paraguas como cabeza de lista a la Comunidad en las elecciones autonómicas.
La decisión de Errejón le ha hecho un gran roto a Pablo Iglesias y por ende a Podemos. Hasta tal punto que la primera reacción del actual líder de Podemos fue anunciar que su partido plantaría cara al tándem Carmena-Errejón con una candidatura propia, algo que de momento no se ha confirmado, y que está suscitando enormes dudas en las filas de Podemos. De hecho, su secretario general en Madrid, Ramón Espinar, también ha decidido quitarse de en medio y dimitir de todos sus cargos, ya que no era partidario de ese planteamiento de plantar cara a Errejón. 
Tradicionalmente, las dos cuestiones que más suelen castigar los ciudadanos al votar son: la corrupción y las divisiones internas. Podemos corre el riesgo de recibir un gran sopapo en las elecciones de mayo. A día de hoy, nadie le garantiza que pueda mantener el poder en Ayuntamientos importantes donde ahora gobierna. Teóricamente, la crisis de Podemos debería favorecer al PSOE, más si este partido con su líder Pedro Sánchez a la cabeza, sigue manteniendo posiciones y practicando políticas que si no son, se acercan mucho a las posturas populistas de los podemitas. 
Pero en ese escenario, también el PSOE corre un grave riesgo, que no es otro que dejar el espacio del centro-izquierda a otros partidos, como Ciudadanos. En definitiva, que la crisis de Podemos no sólo tiene consecuencias internas en esa formación, sino que también puede afectar al conjunto del mapa político. En pocos meses, se podrán comprobar y despejar algunos de estos interrogantes.  

Podemos, en crisis
Comentarios