Miércoles 20.03.2019

Hay Estado de Derecho

El inminente comienzo del juicio contra los políticos catalanes que impulsaron el proceso secesionista en 2017

El inminente comienzo del juicio contra los políticos catalanes que impulsaron el proceso secesionista en 2017 desde la calle y desde las instituciones, pone en evidencia que los instrumentos y mecanismos de nuestro Estado de Derecho funcionan y que nadie que se salte la ley puede quedar impune.
Han pasado dieciséis meses desde aquellas actuaciones, primero en el Parlamento de Cataluña, y después con la convocatoria de un referéndum ilegal, pero después de la instrucción del caso llevada a cabo por el juez Llarena, los acusados se sentarán ante un tribunal compuesto por siete magistrados del Supremo. Los delitos de los que se les acusan son graves: rebelión, sedición, desobediencia y malversación de fondos públicos. Será el tribunal el que tenga la última palabra respecto a si los acusados han incurrido en todos o solo en parte de esos delitos.
La buena noticia es que el Estado de Derecho tiene instrumentos suficientes para defenderse de una agresión como la que sufrió por parte de estos políticos. En una democracia es fundamental el respeto a las reglas del juego y quien intente saltárselas, tiene que saber que no le saldrá gratis. Esto es lo que va a pasar con estos políticos catalanes. Se saltaron la ley, el marco constitucional, y ahora tendrán que responder ante un tribunal.
Fue el rey emérito el que en uno de sus últimos discursos de Nochebuena antes de su abdicación dijo que todos los españoles somos iguales antes la ley. Esa aseveración la realizó en unos momentos en que su yerno Iñaki Urdangarin y su hija la infanta Cristina estaban pendientes de la sentencia judicial por el caso Noos. A día de hoy, Urdangarin está en la cárcel y la infanta fue absuelta. Cuando Juan Carlos I dijo aquello algunos escépticos no acabaron de creérselo, y no sé si entre ellos se encontrarían esos políticos independentistas. Los hechos demuestran que la Justicia es lenta pero actúa de forma implacable contra todos los que delinquen. Recuperar la confianza en la Justicia es muy saludable para el buen funcionamiento de nuestra democracia. 

Hay Estado de Derecho
Comentarios