• Lunes, 24 de Septiembre de 2018

Intervenir en vivienda, un error mayúsculo

el Gobierno, jaleado por Podemos, se dispone a acabar con la falsa burbuja del alquiler.

el Gobierno, jaleado por Podemos, se dispone a acabar con la falsa burbuja del alquiler. Y la forma de enfrentarlo es la novedosa de subir los impuestos, de meterle la mano en el bolsillo a los ciudadanos o penalizar a los propietarios que según sus parámetros tienen la vivienda vacía. Es decir, intervenir en el mercado. Para qué van a reflexionar sobre los auténticos problemas, las razones verdaderas de por qué está subiendo el precio del alquiler. Empezando por determinar con seriedad en dónde está subiendo, ya que no lo está haciendo en toda España ni mucho menos.
En la mayoría de ocasiones para solucionar un problema es bueno mirar a tu alrededor para sacar conclusiones y no repetir los errores que otros han cometido y que ya están rectificando, por haberse demostrado ineficaces. En el mercado del alquiler hay dos ejemplos en Europa que son el paradigma de lo que digo. En Alemania, la canciller había puesto en marcha un paquete de medidas intervencionistas con el fin de rebajar los precios estratosféricos en algunas ciudades. Recientemente, Merkel ha declarado que van a modificarlo por haberse demostrado su ineficacia. El otro caso en Suecia, donde han intervenido tanto que al final para alquilar una vivienda hay plazos de años para poder acceder a una.
El Gobierno debería hablar con los que saben de este asunto. La burbuja es más de falta de oferta y aquí hay dos grandes culpables que son los ayuntamientos sobre todo de Barcelona y Madrid, donde se han paralizado grandes operaciones inmobiliarias o se han recortado sus expectativas. La clave no está en obligar a un propietario a poner su vivienda en alquiler. Es probable que no lo haga porque el sistema no le ofrece garantías ni seguridad jurídica o sencillamente porque no le de la gana, porque su destino lo decidirá el propietario cuándo quiera y cómo quiera. El hecho de que haya viviendas vacías no debería ser la excusa para intervenir, expropiar la propiedad privada o meterse en la vida ajena. Cuidado con esto. Se pueden encontrar con que además de ineficaz puede ser inconstitucional.