lunes 22.07.2019
La Opinión de
Irene García Fernández
Irene García Fernández

Odio el reggaetón

La afirmación del título no es cien por cien real porque debo reconocer que el perreo de 2005, o sea, el de cuando yo era una tierna e...

La resaca de Ortigueira

El título reza una frase de mi señor padre, que todos los años cada vez que acaba el festival celta y se encuentra por los Ferroles a...

Cachitos... de corazón

ay algunas cosas que me hacen sentir en la flor de mi existencia, joven a rabiar y con toda la vida por delante para comérmela. Y hay...

¡Vaya cuadro!

l fin de semana pasado acudí a la experiencia que el museo Thyssen trajo hasta el Museo Naval y aunque corta, fue lo más. Ya saben: lo...

Atapuerca by Ferrol

He buceado hoy en internet en busca de trajes de explorador y no he apañado nada, más allá de lo que las filias sexuales de este mundo...

Con I de Irene 2.0

Estamos arrancando con los primeros días de junio, hoy es cinco y mañana, claro, es seis. Seguramente no les diga nada con esto, pero es...

De Hermione a Raskólnikov

staba hace un rato repasando mis redes sociales cuando me he encontrado en Twitter (papá, un saludo desde aquí por haber conseguido...

Será por días

Resulta que hoy para comer hice paella, así a lo loco, sin ser el día conmemorativo de ésta ni nada. Bueno, ni siquiera sé si hay un día...

Tócala otra vez, Sam

Pues de esto que estaba yo el otro día ante un plato de marraxo, que por cierto no sé si lo saben pero “se va a acabar”. Eso dicen. Y...

El feísmo de aldea

No sé cómo se puede tener tan mal gusto arquitectónico. Quizá éste no sea el mejor término a usar, porque a lo mejor deberíamos hablar...

La llamada de Greenpeace

Les escribo esto aún con el capuz puesto porque no he conseguido todavía superar que ya hemos sobrepasado Chamorro y que de aquí a la...

Rezando con los pies

No saben cómo necesito que pasen estos cuatro días. Despertar un Domingo de Ramos, niña otra vez, con la ilusión viva recorriéndote el...

Bolonia: antes y después

Hace ya unos cuantos días, coincidiendo con la resaca –nunca mejor dicho– del San Pepe, estaba yo con unos amigos hablando de cómo han...

Orgullo ovalado

La liga Iberdrola de rugby femenino en División de Honor se ha terminado. Ya está todo el pescado vendido. Me gustaría hacer un estudio...

El síndrome de la página en blanco

La verdad nunca he estado muy de acuerdo con lo que el título reza, porque una cosa es que un escritor se encuentre ante la inmensidad...

God Save Yahoo

Se cumplen treinta años, o sea, toda mi santa vida, del nacimiento de internet. Y no me refiero a él como proyecto, que eso es mucho...

La máscara más cara

Los carnavales me parecen lo máximo, ya se lo digo de entrada. Dentro de lo que es Galicia sabemos que no es nuestra zona la más...

El estado de la oposición

Han visto qué simpática estoy hoy? El doble sentido del titulo no tiene desperdicio... Vaya por Dios. No sé si recuerdan que hace unos...
Artículo destacado

Una pata de conejo, por favor

ensaba yo que estábamos a mediados de julio, pero creo que estoy despistada. Hoy debe ser 28 de diciembre, para empezar porque la climatología que tenemos encaja, que para salir a bajar al perro me he tenido que abrigar mucho (menuda chusta de verano) y para continuar porque todo lo que me pasa hoy me parece una broma, un vacile o, en su defecto, un intento de inocentada. Lo peor es que no, que…
Lo más...