• Miércoles, 25 de Abril de 2018

Camino de la certez

las incertidumbres y los despropósitos vienen dejándonos sin alma.

Hay que levantarse siempre

Tenemos que mejorar los cimientos éticos, luego es menester levantarse siempre, a pesar de las dificultades que muchas veces nosotros mismos generamos

Un hombro donde llorar, reduce el llanto

Estamos cosechando un descontento social, que ya no sólo nos empobrece como seres pensantes, sino que también nos hace más violentos e inhumanos.

Detengamos las amenazas

Es tiempo de remontar obstáculos, de poner sabiduría en todas las acciones

Hacer mundo es importante

Hoy más que nunca necesitamos activar los pactos entre culturas, acrecentar la cooperación entre unos y otros, mediante alianzas que nos insten a repensar conjuntamente. 

Necesidad de concordia

El mundo tiene necesidad de concordia, que es lo que nos hace realmente

Las futuras gobernanzas

el futuro será nuestro en la medida que seamos capaces de cohesionar

Hacer recuento de los vivido

En lo vivido está nuestro horizonte, que no es otro que lo labrado bajo los imperios de la mente, a través de ese camino interno que cada cual hemos de realizar por nosotros mismos.

Regenerarse cada día

Aveces se nos olvida defender nuestra propia dignidad y nos la roban.

El respeto como exigencia armónica

Necesitamos avivar el lenguaje de la consideración y del respeto. Tenemos la obligación de hacerlo, de despojarnos de toda amargura para tomar otros modales más armónicos.