• Martes, 23 de Octubre de 2018

Vilalba recupera la cabeza con sigilo

EL busto de alguien con fama de que el Estado le cabía en la cabeza tiene que ser un busto tocho. Aunque lo diseñase un escultor minimalista, debería ser bastante más grande que una bola para jugar al gua. Y si es de bronce ya ni te cuento. Esas condiciones se dan en el cabezón de Fraga instalado en unos jardines de Vilalba. Unos ladrones, ya tenían que estar fuertes los tíos, lo habían robado a finales del año pasado y ahora el Concello ha repuesto una copia con toda discreción. El pueblo se levantó el lunes y se lo encontró en el pedestal. A ver si contrataron a Hulk como eventual y lo colocó en unos minutos. FOTO: el pedestal cuando aún estaba descabezado | aec