miércoles 21.08.2019

Unos vigueses desagradecidos

¿quién le iba a decir a Abel Caballero que en su maravilloso Vigo hay alguien que no es feliz? Seguro que el alcalde casi más votado de España todavía se está frotando incrédulo los ojos al enterarse de que los bomberos de su ciudad comienzan una huelga. Se trata de la primera movilización de este estilo que realizan en toda su historia, pero lo hacen porque no pueden más. De hecho, han presentado en Inspección de Trabajo denuncias por un delito de explotación laboral contra el Concello y afirman que están bajo mínimos. Seguro que Abel piensa que son unos ingratos y que tenían que estar felices solo por poder trabajar en la ciudad olívica. FOTO: ABel caballero | aec

Unos vigueses desagradecidos
Comentarios