• Sábado, 22 de Septiembre de 2018

Todo es cuestión de matices

da gusto ver la velocidad con la que los políticos están adelgazando sus currículos. Másteres, doctorados y hasta titulaciones desaparecen como por obra de magia para convertir a lo que antes eran sesudos investigadores en estudiantes del montón, en el mejor de los casos. Lo que no había pasado hasta ahora es lo que le sucedió a Ada Colau, quien aseguró que le habían ofrecido acabar la carrera rápidamente, como ejemplo de la corrupción educativa existente. A las horas, rectificación recurriendo a eso de me han entendido mal. Ahora nadie de la Universidad le ofreció nada irregular. ¿En que quedamos? FOTO: ada Colau | aec