Miércoles 16.01.2019

El rodicio le gana a la hamburguesa

A Ronaldo, el exfutbolista brasileño ahora presidente del Valladolid, le apodan “El gordo” por razones obvias. A Enes Kanter, jugador de los New York Knicks de la NBA, lo alcuman “La amenaza”. Es turco, pese a que nació en Zurich, mide 2,11 metros y pesa 121 kilos, o sea, se trata de un buen mostrenco. Para alimentar ese cuerpo le da por comer sin freno, como hizo esta misma semana cuando cenó de una sentada siete hamburguesas. Al día siguiente no pudo jugar por culpa de la enchente. Cuánto mejor le sería aficionarse al rodicio; le llamarían gordo como a Rondaldo, pero no faltaría a un solo partido.

El rodicio le gana a la hamburguesa
Comentarios