Y de nuevo aparece el victimismo

andan los secesionistas catalanes un tanto alporizados a cuenta de la decisión del juez Llarena de suspender a los parlamentarios catalanes que están presos y huidos. Lo hace ateniéndose al Código Penal, pero ya se sabe desde hace tiempo que eso poco importa a los del procés. Por eso acusan al magistrado de pretender alterar las mayorías democráticas con sus decisiones. Lo que no dicen es que sabían que esto iba a suceder y que, pese a ello, decidieron incluirlos en las listas electorales. Eso sí, ya tienen una nueva dosis de medicina para seguir echando mano del victimismo. Eso, que no falte. FOTO: quim torra | aec