lunes 26/10/20

Negociar e imponer son cosas distintas

a lo mejor es por sus continuos contactos con los secesionistas catalanes, pero la realidad es que a Sánchez se le ha pegado ese modo de negociar tan de los independentistas y que consiste en que uno acepta lo que ellos dicen o no hay acuerdo. Es lo que el presidente está haciendo con el Partido Popular, forzándolo a aceptar que Unidas Podemas pueda colar jueces de su cuerda en el Consejo General del Poder Judicial pese a que, por representación parlamentaria, no le tocaría. Pero como el PP no traga con esa rueda de molino, Sánchez los acusa de antipatriotas, de antisistema y de anticonstitucionalistas, como si los que tuviera al lado en su Gobierno no quisieran cargarse, por ejemplo, la monarquía. Lo dicho, que mucho ha aprendido nuestro presidente de sus reuniones con aquellos que solo aceptaban negociar la fecha en la que se celebraría el referéndum de independencia. FOTO: pedro sánchez | efe

Comentarios