Miércoles 12.12.2018

El musgo ya empieza a extenderse por la cuenta general

LA concejala Eugenia Vieito; sí, hay una concejala que se llama así, que es la responsable de Hacienda y, por lo tanto, la culpable última de la ridícula ejecución del presupuesto municipal y de los apaños con los modificados de crédito. Además, está marcada con una cruz en el cuaderno de Iago Martínez, el Rasputín de Teis, pues su inutilidad provocó que él permaneciese durante unos días al borde de la indigencia, ya que se olvidó de incluirlo en las cuentas municipales. Si no fuese por el inmovilismo de la Marea, nasía pa’ganá, ya hubiese regresado a la universidad, donde forma parte del personal de administración, pero ahí sigue para desgracia de todos los coruñeses. Y continúa haciendo méritos para ponerse de nuevo a las órdenes del rector, pues por cuarto año consecutivo va a presentar la cuenta general fuera de plazo. Tendría que haberse votado en el pleno como muy tarde el 1 de octubre, pero aún pasará más de un mes antes de que lo haga. Que tenga cuidado Daniel Díaz Grandío, que en dos días le quita el título de mareante que más aversión siente por el trabajo.

El musgo ya empieza a extenderse por la cuenta general
Comentarios