• Viernes, 19 de Octubre de 2018

Montoro quiso hundir a Huerta por adelantado

MAXIM Huerta era ministro de Cultura y Deportes. A Maxim Huerta no le gustan los deportes; no es problema, cada uno tiene sus gustos. A Maxim Huerta no le gustan los toros, que son una de las competencias de Cultura; no es problema, cada uno tiene sus gustos. A Maxim Huerta le gustan los polos de manga corta y muy estrecha a la altura del bíceps; no es problema, cada uno tiene sus gustos. A Maxim Huerta no le gusta pagar a Hacienda; al menos no le gustó durante los años 2006, 2007 y 2008, en los que defraudó 218.332 euros, lo que le costó una multa de 243.000 euros. Eso sí que empezó a ser un problema, porque aunque cada uno tenga sus gustos, Hacienda somos todos. ¡Qué buenos tiempos aquellos en los que el deporte y los toros eran los únicos problemas a los que se enfrentaba! Maxim Huerta anunció que no dimitiría, pero de lo dicho nada; no hizo falta ni que lo cazasen con dos botes de crema en la mochila, ya se ha ido volando a la calle. FOTO: maxim huerta hace un gesto poco ministerioso  | aec