• Miércoles, 24 de Octubre de 2018

Una labor que resulta mucho más difícil de lo esperado

nadie dijo que iba a ser fácil. Sin embargo, desde un primer momento, el gobierno local coruñés de la Marea creyó tener las claves para erradicar el chabolismo en la ciudad en un abrir y cerrar de ojos. Solo así se pueden comprender aquellos mensajes iniciales, criticando la inacción de anteriores responsables municipales y dando por hecho que antes de que finalizara la legislatura, el problema estaría resuelto. El baño de realidad ha llevado a la concelleira del ramo, Silvia Cameán, a asegurar que desde María Pita se sigue con el trabajo silencioso, ya que se trata de un asunto muy sensible. La realidad es que, a estas alturas, el 66% de las familias que estaban alojadas en el poblado de A Pasaxe allí siguen. Ahora, con gran coherencia, se opta por la prudencia. Es evidente que esa es la mejor vía como también es verdad que solamente conseguir el cambio de vida en una de esas familias justifica de por sí todos los esfuerzos que se están realizando. Por ello, habrá que seguir confiando en que, poco a poco, la situación se vaya solucionando, aunque todo sea un poco más lento de lo que en un principio se anunció. FOTO: Poblado chabolista de a pasaxe, en a coruña | aec