• Miércoles, 26 de Septiembre de 2018

El crecimiento de la fe blanquiazul depende de unos priómanos

TINO va a tener que gastar la poca pasta que le queda en caja –¡mira que lleva gastado en entrenadores!–en contratar a una de esas bandas de incendiarios que la Xunta asegura que peregrinan por los montes plantando lume a los eucaliptos y a los carballos para que avive la llama que se ha encendido en el deportivismo. Aínda é pequeniña, pero esta tarde podría crecer un poco. Todo va a depender de lo que hagan los once jugadores que Seedorf ponga sobre el césped y de que siga manteniendo en el olvido el nefasto “rombo dominicano”. Una victoria sería la bomba –¿incendiaria?– y propiciaría que ateos, agnósticos y apóstatas recuperasen la fe en el Deportivo, que en las últimas jornadas sufrió más bajas que el cristianismo cuando los romanos alimentaban a leones del Coliseo a base de carne de seguidores de Jesús. FOTO: adrián celebra un gol en san mamés | aec