martes 22/9/20

Y los belgas siguen tocando las narices

los belgas son particularmente cargantes en lo que a las extradiciones se refiere. Allí tiene cobijo Puigdemont y unos cuantos más de sus secuaces, que se libraron de rendir cuentas ante la justicia española con su huida. Y por si eso no fuera suficiente, ayer mismo los belgas han vuelto a denegar la extradición del exconsejero catalán Lluis Puig. Consideran ellos que el Tribunal Supremo no es competente para solicitar la detención de este fugado y se quedan tan anchos, como ya hicieron en un sinfín de ocasiones anteriores. La verdad, es que a lo mejor es bueno que se queden allí. Dan menos la lata FOTO: El exconsejero lluis puig | efe

Comentarios