domingo 18.08.2019

Sánchez da ocho días a Maduro para que convoque elecciones

Ofrece una última oportunidad al líder venezolano antes de hacer efectivo el reconocimiento de España a Guaidó 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, compareció ayer de forma urgente para hablar de Venezuela | Víctor Lerena (efe)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dio ayer una última oportunidad a Nicolás Maduro, un plazo de ocho días para que convoque elecciones, antes de que se haga efectivo el reconocimiento de España a Juan Guaidó como presidente de Venezuela.


Sánchez esperará así hasta el próximo domingo para hacer efectivo este reconocimiento que, según informaron fuentes del Ejecutivo, no es una intención del presidente, sino una decisión ya tomada, y que solo tiene la salvedad del plazo anunciado.

El jefe del Ejecutivo compareció de forma urgente en La Moncloa para hacer este anuncio, en una declaración en la que defendió que Guaidó lidere la transición a unas elecciones “libres” en Venezuela al ostentar la máxima representación de la Asamblea Nacional venezolana.


E insistió en su llamamiento a la celebración “inmediata” de unos comicios “limpios, democráticos y transparentes” en este país “hermano” que vive desde hace “muchos años” una “gravísima crisis política, democrática, económica y humanitaria” que ha provocado más de tres millones de desplazados.

Sánchez explicó que el Gobierno lleva desde el primer momento trabajando en el reconocimiento de Guaidó por parte de la UE, y así lo reclamó España el viernes en el Comité Político y de Seguridad de la Unión Europea.
En dicho comité España reclamó a los 28 “el reconocimiento de Juan Guaidó como presidente de Venezuela para cumplir con la tarea de convocar inmediatamente elecciones”, añadió.

Posición “clara”
Sánchez señaló que con esta posición “clara” anunciada ayer, a la que se sumaron países como el Reino Unido, Francia y Alemania,   España y sus socios europeos no buscan “poner y quitar gobiernos”, sino alcanzar la democracia desde unas “elecciones justas, libres, transparentes y democráticas”.
Fuentes del Ejecutivo subrayaron que el presidente “ha reconocido a Guaidó dando ocho días para que haya elecciones”, e insistieron en que dicho reconocimiento no es algo que se esté pensando, sino una decisión ya tomada. Dichas fuentes añadieron que el objetivo, en cualquier caso, es que se convoquen elecciones para que sean los venezolanos los que decidan su futuro.


En su declaración en La Moncloa, el jefe del Ejecutivo aseguró que España ha trabajado desde el pasado miércoles con “cautela, responsabilidad y firmeza” en la conformación de una posición europea común favorable a la democracia y la libertad en Venezuela, una postura “coherente” con la relación especial entre ambos países.


Mientras, los países de la Unión Europea aumentaron ayer su presión sobre el Gobierno de Nicolás Maduro al apostar por primera vez por reconocer a Juan Guaidó como presidente interino si no se convocan elecciones “en los próximos días”. El esperado comunicado de los Veintiocho, consensuado desde el viernes en Bruselas, llegó ayer horas después de que España, Francia, Alemania y el Reino Unido, con más contundencia, diesen un ultimátum de ocho días a Maduro para convocar comicios.

Medidas
“En ausencia de un anuncio de nuevas elecciones con las garantías necesarias en los próximos días, la UE tomará otras medidas, incluso sobre el tema del reconocimiento del liderazgo del país en línea con el artículo 233 de la Constitución venezolana”, señaló la representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini.

La toma de una posición conjunta en política exterior en el seno de la Unión Europea exige el consenso de las veintiocho capitales de la UE, que en su comunicado no fijan un plazo máximo para esa convocatoria ni citan expresamente a Juan Guaidó, como sí hicieron los gobiernos de España, Francia, Alemania y el Reino Unido en su ultimátum, al que posteriormente se unieron Portugal y Holanda.
Además, la Unión Europea reiteró que “las elecciones presidenciales del pasado mayo en Venezuela no fueron libres, justas ni creíbles, y despojaron a Nicolás Maduro de legitimidad democrática”, y reafirmaron su “total respaldo a la Asamblea Nacional, que es la institución democrática legítima de Venezuela, y cuyos poderes deben ser restablecidos y respetados”. l

Comentarios