Sábado 23.03.2019

Londres descarta retrasar la fecha de la salida de la UE a pesar del caos

El Parlamento aprueba una enmienda que limita al Gobierno en caso de que no se produzca el acuerdo

Un grupo de manifestantes en contra del Brexit participan en una protesta ante el Parlamento en Londres | andy rain (efe)

Aunque todo apunte a que el desastre podría hacerse realidad con un Brexit sin acuerdo, el ministro británico Stephen Barclay aseguró ayer que el Gobierno de Reino Unido no está tratando de retrasar la entrada en vigor del divorcio con la Unión Europea.


El responsable británico del Brexit respondió así a las informaciones publicadas este lunes por el diario local “The Daily Telegraph” que apuntó a que las autoridades de Reino Unido están discutiendo la posibilidad de aplazar la fecha de aplicación del Brexit por el temor a que no sea ratificado el acuerdo de salida por parte del Parlamento británico antes del 29 de marzo.


“La política del Gobierno es clara en esto. La primera ministra lo dijo en muchas ocasiones: Saldremos de la Unión Europea el 29 de marzo. No estamos intentando aplazarlo”, afirmó Barclay, en declaraciones a la cadena de televisión Sky News. Preguntado sobre si algún diputado del Partido Conservador ha abandonado el rechazo al acuerdo del Brexit presentado por May, Barclay indicó que “algunos” han dicho que están “mucho más abiertos” a cambiar su voto, si bien ha admitido que el escenario es “desafiante”.


La Cámara de los Comunes se pronunciará en votación el 15 de enero en votación sobre el acuerdo para el proceso de salida de la Unión Europea pactado por la primera ministra, Theresa May, con los 27 en noviembre de 2018.


Mientras, el Parlamento británico aprobó ayer una enmienda al proyecto de ley de Finanzas que limita el poder financiero del Gobierno en el caso de un Brexit sin acuerdo.


La Cámara de los Comunes aprobó, por 303 votos a favor y 296 en contra, la enmienda, impulsada por la laborista Yvette Cooper y la conservadora Nicky Morgan, a la ley necesaria para que entre en vigor el Presupuesto del Estado. Su aprobación, por un escaso margen de siete votos, implica que el Ejecutivo de la primera ministra, Theresa May, no podrá subir ciertos impuestos y tomar otro tipo de medidas económicas sin autorización del Parlamento en el caso de que finalmente se produzca unBrexit no consensuado.

El líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, señaló ayer que esta votación supone “un importante paso para prevenir un escenario de no acuerdo”. “Muestra que no hay una mayoría en el Parlamento, en el Gabinete o en el país para abandonar la Unión Europea sin acuerdo”, asegur.


Por su parte, el ministro de Comercio Internacional, Liam Fox, señaló antes de la votación que es “irresponsable atar de pies y manos al Gobierno en estos momentos” y proclamó que la enmienda no impedirá que el Reino Unido abandone la UE sin pacto bilateral si se da el caso.

Nuevo referéndum
Con todo, el miedo al caos ha llevado también a las bases laboristas a presionar a su líder Jeremy Corbyn para endurecer la oposición del partido al Brexit. El grupo “Otra Europa es Posible”, ha redactado una moción para que el Partido Laborista apoye un nuevo referéndum.
La política del partido no puede modificarse de facto hasta su conferencia en 2019, pero los organizadores esperan que las numerosas mociones que presentarán hoy tengan un gran simbolismo en las próximas semanas. De hecho, se estima que la cantidad de mociones contra el Brexit se pueda duplicar en la jornada de hoy.

Londres descarta retrasar la fecha de la salida de la UE a pesar del caos
Comentarios