sábado 19.10.2019

Johnson promete que el 31 de octubre habrá Brexit “sin peros ni condiciones”

May pide en su despedida que se negocie una ruptura con la UE que beneficie a todo el Reino Unido
Boris Johnson saluda antes de entrar en el 10 de Downing Street | VICKIE FLORES (efe)

Boris Johnson se convirtió oficialmente ayer en el nuevo primer ministro de Reino Unido, tras recibir el encargo formal de la reina, Isabel II, de formar Gobierno, prometiendo que el 31 de octubre –nueva fecha límite– habrá Brexit “sin peros ni condiciones” y con “un acuerdo mejor”.

“Acabo de ver a su majestad, la reina, que me ha invitado a formar Gobierno y he aceptado”, dijo Johnson en sus primeras declaraciones como primer ministro frente al Número 10 de Downing Street. El Palacio de Buckingham, por su parte, lo confirmó en un escueto comunicado.

Johnson ratificó su promesa de que “Reino Unido saldrá de la Unión Europea el 31 de octubre sin peros ni condiciones”, para dejar atrás “tres años en los que este país se ha convertido en rehén de las viejas discusiones de 2016”, en alusión al referéndum sobre la pertenencia del país al bloque comunitario.

El nuevo “premier” dijo además que conseguirá “un nuevo acuerdo, un acuerdo mejor”, a pesar de que la Unión Europea reiteró en varias ocasiones que el único texto posible es que el que ya hay sobre la mesa y que el Parlamento británico rechazó hasta tres veces, precipitando la dimisión de Theresa May.

Así las cosas, Johnson consideró que la posibilidad de que Reino Unido abandone la UE sin pactar, escenario al que abocaría la negativa de Bruselas a renegociar o un cuarto rechazo de Westminster, es una “posibilidad remota”, si bien reconoció que en ese caso habrá “dificultades”.

El jefe de Gobierno aprovechó además para ratificar su deseo de “crear una nueva relación con los amigos europeos” que sea, si cabe, “más cercana y más eficaz”.

También reiteró su promesa de estrechar los lazos entre los propios británicos, haciendo una mención especial a Irlanda del Norte. “Soy el primer ministro de todo Reino Unido”, reivindicó.  

Johnson tendrá como asesor personal a Dominic Cummings, el polémico artífice de la campaña del Brexit en 2016, confirmaron ayer fuentes cercanas al jefe del Gobierno.

La designación de Cummings, conocido por su estilo temerario y que el pasado marzo fue amonestado por negarse a testificar ante el Parlamento, indica que Johnson apuesta fuerte por cumplir su promesa de un divorcio duro.

Pocas horas antes del nombramiento del nuevo líder tory, continuaba el goteo de renuncias. El ministro de Economía del Reino Unido, Philip Hammond, presentó su dimisión en una carta dirigida a la todavía primera ministra, Theresa May. El actual “chancellor” señaló que su sucesor “debe tener la libertad” de elegir a un ministro de Economía “totalmente alineado con su posición”.

Hammond se convertía en el tercer ministro en dimitir en menos de 24 horas por la elección el martes de Johnson. 

Le siguió el ministro de Exteriores británico, Jeremy Hunt, quien anunció que no ocupará ninguna otra cartera en el gabinete del nuevo primer ministro.

Por su parte, la saliente primera ministra británica, Theresa May, confió ayer en que su sucesor, el conservador Boris Johnson, pueda cumplir con un Brexit que beneficie a todo el Reino Unido y le deseó lo mejor.

En un breve discurso al país a la puerta del 10 de Downing Street, la que fue su residencia oficial en los tres últimos años, May afirmó que fue el “mayor de los honores” haber servido durante este tiempo como jefa del Gobierno del Reino Unido.

May acudió al palacio de Buckingham para presentarle formalmente su dimisión a la reina Isabel II de Inglaterra y recomendarle que pida a Johnson que forme un nuevo Ejecutivo.

“Repito mis calurosas felicitaciones a Boris por haber ganado la elección del liderazgo. Le deseo a él y al Gobierno que presida buena suerte en los meses y años venideros. Sus éxitos serán los éxitos de nuestro país y espero que sean muchos”, dijo May, visiblemente emocionada y acompañada por su marido, Philip.

La dirigente tory alabó las políticas aplicadas por los gobiernos conservadores en los últimos nueve años y resaltó que la economía mejoró y también los servicios públicos.

“Por supuesto, queda mucho por hacer. La prioridad inmediata es completar nuestra salida de la Unión Europea en una forma que beneficie a todo el Reino Unido”, remarcó.

Johnson promete que el 31 de octubre habrá Brexit “sin peros ni condiciones”
Comentarios