martes 10.12.2019

EEUU y China acuerdan en el G-20 una nueva tregua en su guerra comercial

Washington permitirá a las empresas estadounidenses vender productos a la tecnológica Huawei
 

El presidente de EEUU, Donald Trump | STEFAN ROUSSEAU (efe)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, acordaron ayer en el G-20 una nueva tregua en su guerra comercial, por la que Washington frenó la imposición de nuevos aranceles a China y accedió a permitir que las empresas estadounidenses vendan productos a la tecnológica Huawei.

Durante una reunión de más de una hora en la ciudad japonesa de Osaka, donde ambos participaban en la cumbre del G-20, Trump y Xi accedieron a reanudar las negociaciones comerciales y aparcaron la amenaza estadounidense de extender sus aranceles a todas las importaciones chinas.
Trump había amenazado con imponer aranceles de entre el 10 o el 25 por ciento a unos 325.000 millones de dólares en importaciones chinas, lo que había alarmado a los mercados internacionales y a numerosas empresas en estadounidenses, que temían aumentos de precios en algunos de los productos más cotizados por los consumidores.

El acuerdo con Xi implica que esos gravámenes están fuera de la mesa por ahora, pero EEUU mantiene en vigor sus aranceles a productos chinos por valor de 250.000 millones de dólares, y China conserva sus gravámenes a importaciones estadounidenses por 110.000 millones de dólares. Las medidas estadounidenses contra la tecnológica china Huawei centraron buena parte de la negociación, puesto que EEUU vetó este año la venta de componentes estadounidenses a esa tecnológica china y mantiene una orden de extradición contra su directora financiera, Meng Wanzhou, detenida en Canadá.

Trump afirmó en su conferencia de prensa que había “acordado (con Xi) que las empresas estadounidenses puedan vender productos a Huawei”, aunque después afirmó que el Tesoro mantendría una reunión en los próximos días para decidir definitivamente si levanta el veto a la entrega de componentes estadounidenses a Huawei. El Tesoro incluyó a mediados de mayo a Huawei en una lista negra que impide a las empresas estadounidenses proporcionarles componentes originales sin la aprobación del Gobierno, por sospechar que la firma china, líder en el desarrollo de la tecnología 5G, pudiera aprovechar esos sistemas para el espionaje.

Como consecuencia, compañías como Google anunciaron que dejaban de prestar servicios tecnológicos a la empresa china, una situación que inquietó a millones de usuarios de teléfonos móviles en el mundo ante la incertidumbre por las futuras actualizaciones del sistema operativo Android. Trump no aclaró ayer si el veto a Huawei se levantará por completo, al afirmar que los equipos cuya venta había acordado permitir serían aquellos “que no presenten un gran problema de seguridad nacional”.

Mientras, el G-20 evidenció una fragmentación creciente a la hora de combatir el cambio climático y de frenar el proteccionismo, en una cumbre donde el logro mas destacado fue la tregua entre EEUU y China.

Reunión con Kim Jong-un
Después de la cumbre, Trump viajó a Corea del Sur con expectativas de reunirse con el líder norcoreano, Kim Jong-un, en la militarizada frontera que separa ambos países para tratar de revitalizar el diálogo sobre desnuclearización.

Cuando se encontraba aún en la cumbre del G-20, Trump envió un mensaje por la red social Twitter invitando a Kim a reunirse “unos dos minutos” con él durante la visita que tiene prevista hoy a la zona desmilitarizada que separa ambas Coreas. La viceministra de Exteriores de Corea del Norte, Choe Son-hui, calificó la propuesta de “muy interesante” y la consideró positiva para las relaciones bilaterales.

EEUU y China acuerdan en el G-20 una nueva tregua en su guerra comercial
Comentarios