miércoles 21.08.2019

La Casa Blanca acusa al FBI de cometer “corrupción” para perjudicar a Trump

El presidente estadounidense discrepa con parte de su equipo sobre la situación en  Corea del Norte

Donadl Trump conversa con Shinzo Abe durante una comida oficial en Japón | KIYOSHI OTA (efe)

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, acusó ayer al FBI de “corrupción” para intentar perjudicar al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, según afirmó en una entrevista con la cadena de televisión NBC News.


“Ya sabemos que hubo una cantidad escandalosa de corrupción en el FBI, filtraron información, mintieron, estaban trabajando específicamente para intentar derribar al presidente, intentar perjudicar al presidente”, dijo Sanders al canal estadounidense desde Japón, donde acompaña a Trump en una visita de Estado.


Hace tres días, el mandatario ordenó a las agencias de inteligencia que colaboraran con el fiscal general en la investigación sobre un supuesto espionaje a su campaña de 2016.


Trump insistió en que su equipo electoral sufrió espionaje antes de los comicios por parte de la inteligencia bajo las órdenes de su antecesor en la Presidencia, Barack Obama.


En ese sentido, pidió en reiteradas ocasiones una segunda investigación sobre esas elecciones, paralela a la que lideró el fiscal especial Robert Mueller, que Trump consideraba una “persecución política” y una “caza de brujas”, ya que indagó sobre posibles vínculos entre su equipo electoral y Rusia para influir en la votación de 2016.


Sanders dijo ayer que van a dejar que Barr llegue hasta el final: “Los estadounidense se merecen la verdad. El presidente ha pedido eso y no esperamos menos”, apuntó.


Por ese motivo, agregó, Trump concedió al fiscal general autoridad para desclasificar información y comprobar los documentos necesarios para averiguar qué ocurrió durante la campaña.


La portavoz reiteró que ante “la obstrucción y corrupción sin precedentes en el FBI hay gente que debería asumir la responsabilidad y rendir cuentas”.


Por su parte, Donald Trump, discreaba ayer con parte de su equipo sobre Corea del Norte y reiteró la “confianza” que tiene con el líder de ese país, Kim Jong-un, a pesar de las últimas pruebas con misiles balísticos.

Trump hizo los comentarios en un mensaje por Twitter, un día después de que un alto funcionario de la Casa Blanca reconociera por primera vez que los recientes ensayos balísticos de Corea del Norte violan las resoluciones de la ONU en ese sentido.


“Corea del Norte lanzó algunas armas pequeñas, que inquietaron a alguien de mi equipo y a otros, pero no a mí”, tuiteó Trump. “Tengo confianza en que el presidente Kim mantendrá la promesa que me ha hecho”, agregó el gobernante estadounidense.


Trump también aseguró ayer que su país y Japón hicieron un “gran progreso” en sus negociaciones para alcanzar un nuevo acuerdo comercial, aunque no se espera que queden todos los puntos cerrados.


Washington y Tokio llevan semanas negociando un nuevo acuerdo comercial, en medio de críticas de Trump por las “ventajas sustanciales” que tuvo Japón frente a Estados Unidos.

La Casa Blanca acusa al FBI de cometer “corrupción” para perjudicar a Trump
Comentarios