martes 10.12.2019

Bolsonaro admite que la captura en España de su suboficial con cocaína “perjudicó” a Brasil

Lamenta que el militar no fuese detenido en Indonesia, donde el narcotráfico se castiga con la pena de muerte
 

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro | Aitor Pereira (efe)

 

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, declaró ayer que la captura de un militar con 39 kilos de cocaína en España “perjudicó” a Brasil y “enlodó” el nombre de las instituciones, pero señaló que ese tipo de hechos nos son exclusivos de su país, sino que ocurren en todo el mundo.

“Esto está siendo investigado. Él echó a perder su vida. Enlodó el nombre de instituciones; ha perjudicado un poco a Brasil, pero esto sucede en cualquier lugar del mundo, en cualquier institución”, dijo Bolsonaro tras llegar a Brasil procedente de Osaka, donde participo en la cumbre del G-20 en Japón. El mandatario lamentó nuevamente que el militar no hubiese sido capturado en Indonesia, país donde el narcotráfico se castiga con la pena de muerte.

“Mi gran lamento es que no haya sido en Indonesia”, enfatizó Bolsonaro, al referirse al caso del brasileño Marco Archer, ejecutado en Java en el año 2015, después de haber sido arrestado con 13 kilos de cocaína.

 

Encarcelado en Sevilla

El segundo sargento Manoel Silva Rodrigues, como fue identificado por la prensa brasileña, fue arrestado el martes en el aeropuerto de San Pablo de Sevilla con 39 kilos de cocaína en su maleta. El suboficial, actualmente encarcelado en la ciudad andaluza tras ser detenido en la aeronave en la que viajaba el presidente, pertenecía a la expedición de apoyo del mandatario brasileño durante su viaje a Japón.

En el único pronunciamiento público que hizo sobre el tema, el ministro de Defensa de Brasil, Fernando Azevedo, señaló que el militar brasileño será juzgado “sin condescendencia por la Justicia española y por la brasileña”.

Por otro lado, Bolsonaro confía en que Brasil sea uno de los primeros países en ratificar los términos del histórico acuerdo de libre comercio firmado entre la Unión Europea (UE) y Mercosur, con el que se abrirán las puertas a un mercado de 780 millones de personas.

De acuerdo con las proyecciones del Gobierno de Brasil, con la firma del acuerdo entre la UE y el Mercosur, el PIB de la mayor economía de sudamérica podría alcanzar en 15 años los 125.000 millones de dólares.

Entre los beneficios que traería para el gigante sudamericano está la eliminación de cobro de tarifas para frutas como melones, sandías, naranjas y limones, así como para otros productos como el café soluble y aceites vegetales, además de peces y crustáceos también previstos en el acuerdo.

Asimismo, los exportadores brasileños lograrán ampliar su acceso, a través de cuotas a los mercados de carnes, azúcar o etanol, y las empresas brasileñas tendrán tarifas de exportación eliminadas en un 100% para productos industriales.

Bolsonaro admite que la captura en España de su suboficial con cocaína “perjudicó” a...
Comentarios