Rueda pide disculpas por las “molestias” de la huelga de justicia y rebaja el número de juicios suspendidos

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, pidió disculpas por los perjuicios que puedan sufrir los ciudadanos en el marco de la huelga indefinida de la justicia en Galicia, que vivió ayer su tercera jornada, y rebajó la cifra de juicios suspendidos que dan los sindicatos, quienes aluden a “entre 600 y 800 al día”.

Rueda pide disculpas por las “molestias” de la huelga de justicia y rebaja el número de juicios suspendidos
Alfonso Rueda estrecha la mano del alcalde de A Estrada tras la firma de un convenio | lavandeira jr (efe)
Alfonso Rueda estrecha la mano del alcalde de A Estrada tras la firma de un convenio | lavandeira jr (efe)

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, pidió disculpas por los perjuicios que puedan sufrir los ciudadanos en el marco de la huelga indefinida de la justicia en Galicia, que vivió ayer su tercera jornada, y rebajó la cifra de juicios suspendidos que dan los sindicatos, quienes aluden a “entre 600 y 800 al día”.
En declaraciones en A Estrada, Rueda subrayó que la oferta de la Xunta sigue sobre la mesa y que su voluntad es “negociar y llegar a un acuerdo” que solucione el conflicto de la justicia.
Dicho esto, trasladó su deseo de transmitir disculpas a los ciudadanos por cualquier “molestia” que puedan sufrir en el marco de esta huelga y que “son los que pagan con sus impuestos los servicios públicos”.
Al tiempo, hizo un llamamiento “a la responsabilidad” de todos los sindicatos y trabajadores para que se cumplan los servicios mínimos y a evitar incidentes, “por mínimos que sean”, durante los días que duren la huelga.
No en vano, Rueda censuró determinadas actuaciones, como “bloquear los edificios judiciales”, “aunque sean puntuales”, no hacen “ningún favor” en el ejercicio del derecho a huelga, que ve “absolutamente respetable”.
Asimismo, insistió en el “ofrecimiento al diálogo de la Xunta” y a la voluntad del solucionar el conflicto, al tiempo que llamó a la “responsabilidad” y insistió en que es “absolutamente inasumible” aceptar la subida que solicitan los sindicatos y que, insistió, “llega al 16%”. “Ni lo podemos hacer ni lo vamos a hacer”, dijo.

“En ningún caso son 600”
Por otra parte, sobre las cifras de juicios suspendidos, que los sindicatos sitúan entre los 600 y los 800, Rueda replicó que, aunque “no vale la pena entrar en una guerra de cifras”, dichos datos “no son ciertos”.
“No vale la pena entrar en una guerra de cifras, dejando claro que en ningún caso son 600 juicios. Esa cifra no es cierta”, recalcó, antes de concluir que cualquier juicio aplazado es “un perjuicio para los ciudadanos”.
La Xunta y los sindicatos de la Administración de Justicia aseguraron ayer, por separado, que mantienen su “voluntad de diálogo”, aunque no tienen ninguna reunión cerrada y las posturas continúan en el mismo punto que el primer día.
La tercera jornada de esta huelga indefinida, con seguimiento similar a las dos anteriores calculado por los sindicatos en torno a un 90% y por la Xunta en torno un 40%, que sube algo más de un 70% si se tienen en cuenta los servicios mínimos y las ausencias justificadas, se celebró con normalidad.
Estuvo acompañada por concentraciones en todos los partidos judiciales y numerosas suspensiones de juicios, entre seiscientos y ochocientos al día según los trabajadores, una cifra que rechaza la Xunta porque “no se celebra ese número de juicios en un día en Galicia”.
El Gobierno gallego esgrimió que, si se retoma el diálogo con el comité de huelga para intentar solucionar el conflicto en el sector judicial, quienes acudirán son “los representantes de la negociación” (hasta ahora en la mesa los directores xerais de Función Pública, José María Barreiro, y de Xustiza, Juan José Martín) y “será preciso convenir la hora”.
Así lo manifestaron después de que el comité de huelga hiciese un llamamiento, primero verbalmente, al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, o al vicepresidente gallego, Alfonso Rueda, a acudir a una reunión. l