Lunes 19.11.2018

La nueva normativa de ordenación del territorio simplificará los trámites

La nueva ley de ordenación del territorio, llamada a actualizar la norma actualmente en vigor, que data del año 1995, simplificará la tramitación urbanística al integrar la evaluación ambiental estratégica en el mismo procedimiento y el objetivo es que esté aprobada en el año 2019.

Un momento del primer Consello tras el periodo de vacaciones

La nueva ley de ordenación del territorio, llamada a actualizar la norma actualmente en vigor, que data del año 1995, simplificará la tramitación urbanística al integrar la evaluación ambiental estratégica en el mismo procedimiento y el objetivo es que esté aprobada en el año 2019.
De ello informó el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, quien compareció acompañado de la conselleira de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio, Beatriz Mato, después de que su Ejecutivo haya autorizado, en su primera reunión semanal tras el periodo estival, el inicio de la tramitación del anteproyecto de la futura ley, que ahora se someterá a exposición pública.
Al margen de simplificar la tramitación de los procedimientos urbanísticos, incorpora otras “novedades”. Entre ellas, Núñez Feijóo también destacó que, a partir de la aprobación de la norma, cuando una edificación se construya “a caballo” entre dos o más municipios, será el ayuntamiento “más afectado” por esta obra –en el que se levante la mayor parte– el que “tenga prevalencia” para decidir sobre la concesión de licencia urbanística.
La norma también persigue “transparencia”, por lo que “todo instrumento de ordenación en vigor estará a disposición de los ciudadanos en un registro público”. “Sin trampa ni cartón”, esgrimió Feijóo, quien recalcó que la ley “tiene que ordenar y preveer todas las actuaciones supramunicipales”.
“Con esta ley cerramos un compromiso”, concretó el presidente autonómico, quien reivindicó todo el elenco normativo en materia urbanística impulsado desde el año 2009, cuando entró en la Xunta.
“Vamos a ganar todos”, añadió, antes de destacar con especial intensidad que las nuevas construcciones “deberán contar con un informe favorable de paisaje”. “Si esto lo hubiéramos hecho hace años, Galicia hoy sería distinta”, aseveró.

Simplificación normativa
La Xunta concretó que también se apostó por una simplificación normativa, al derogar la ley de 2007 de medidas urgentes en materia de ordenación del territorio y del litoral de Galicia e incorporando la regulación que, respecto de los planes y proyectos sectoriales, se cuenten actualmente en el decreto de marzo por el que se regulan los planes y proyectos sectoriales de incidencia supramunicipal.
El nuevo texto incorpora el desarrollo reglamentario de este, de manera que el objetivo es que se configure “una norma completa y práctica” que facilite su consulta y aplicación.

“Sumarse a Europa”
El Gobierno gallego incidió además en que la revisión y actualización de la norma autonómica no solo está “justificada” en la necesidad de revisar las debilidades y fortalezas de una norma con años de aplicación, sino que también es necesaria debido a la “consecución” de los objetivos señalados por la Estrategia europea de ordenación del territorio.
Esta normativa europea contempla que las políticas de desarrollo territorial deben orientarse a alcanzar “un desarrollo equilibrado y sostenible del territorio de la Unión Europea”, asegurando que se cumplen de esta forma tres objetivos: “La cohesión económica y social, la conservación y gestión de los recursos naturales y del patrimonio cultural, y la competitividad más equilibrada del territorio de Europa”. l

La nueva normativa de ordenación del territorio simplificará los trámites
Comentarios