Martes 19.03.2019

Montero apela a la “máxima unidad” en Galicia pero elude pronunciarse sobre la ruptura de En Marea

Marea Atlántica dará libertad a sus miembros para apoyar a quien consideren en caso de haber dos listas

La portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, apeló ayer a la “máxima unidad” en Galicia para “asumir el reto de gobernar” tras las elecciones generales del próximo 28 de abril, pero eludió pronunciarse acerca de la ruptura de En Marea y su previsible división en dos listas diferentes.


Sobre el convulso panorama en las fuerzas del cambio de Galicia, Montero proclamó: “Nosotros siempre trabajamos por la máxima unidad. Ya hemos comprobado lo que significa un gobierno de derechas y no lo queremos para nuestro país”, y remitió “a lo que puedan decir” sus compañeros de coalición. En la misma línea, esquivó la pregunta sobre qué formaciones compartirán espacio en Galicia con Podemos el 28-A, recalcando que “esos diálogos se están dando en este momento”.

Por su parte, Yolanda Díaz (EU), aseguró que “habrá candidatura unitaria”, aunque no precisó si será la única del espacio político de la confluencia gallega, toda vez que el partido que lidera Luís Villares presentará su candidatura en solitario. “Galicia nos quiere unidas y vamos a seguir unidas, no hay nadie en nuestro país que pueda entender que por una divergencia de cuestiones jurídicas no vayamos conjuntamente”, recalcó, en alusión a Villares y al partido instrumental En Marea.

Mientras, Marea Atlántica hizo un llamamiento a mantener la unidad del “espacio del cambio” en las elecciones generales y europeas, según informó tras ratificar que la asamblea acordó mantener una posición “autónoma” y dar “libertad” a sus miembros en caso de que los partidos de la confluencia concurran divididos en dos o más candidaturas. 

Decisión de Beiras
Mientras, el portavoz nacional de Anova, Xosé Manuel Beiras, confirmó que no será candidato al Senado por Podemos y afirmó que todo lo que se ha dicho en tal sentido es un “bulo, una fake new”. “Nadie habló conmigo, ni me consultaron nada”, afirmó. “Quién iba a pensar que yo iba a aceptar ser senador”, zanjó. 

Por otra parte, las negociaciones para la configuración de la coalición entre Anova, EU y Podemos Galicia continúan con la vista puesta en el límite de mañana. Así, las conversaciones se centran en el reparto de puestos de salida entre los diferentes socios de la coalición, que todavía está sin bautizar. Con el número uno por la provincia de A Coruña decantado para el líder de Podemos Galicia, Antón Gómez-Reino; el principal punto de fricción se centra en el cabeza de lista por Pontevedra, que en las generales de 2015 y 2016 recayó en Anova con Alexandra Fernández. De este modo, la organización que encabeza Antón Sánchez no renuncia a que uno de sus militantes figureen el número uno. Sin embargo, los nombres que Anova pone sobre la mesa no convencen al resto de socios, que creen que la cabeza de lista por la circunscripción pontevedresa debe estar ocupada por alguien “con proyección pública” como Ángela Rodríguez, “Pam”, o Yolanda Díaz, parlamentarias durante la legislatura finalizada.

Montero apela a la “máxima unidad” en Galicia pero elude pronunciarse sobre la ruptura...
Comentarios