viernes 30/10/20

El maquinista del Alvia y un excargo de Adif, únicos investigados del caso

El juez cierra la instrucción sin considerar relevante el borrado de datos revelado a finales del año pasado
Una de las protestas ante el Congreso de los afectados por el accidente | aec
Una de las protestas ante el Congreso de los afectados por el accidente | aec

El juzgado de instrucción número 3 de Santiago ha cerrado de nuevo la investigación del accidente del tren Alvia ocurrido el 24 de julio de 2013 en el barrio compostelano de Angrois.

Su titular, Andrés Lago, mantiene que la causa se siga contra el maquinista, Francisco Garzón, y contra el director de seguridad en la circulación de Adif en el momento de la puesta en funcionamiento de la línea, Andrés Cortabitarte, por si los hechos que se les imputan fuesen constitutivos de 88 delitos de homicidio por imprudencia profesional grave y de 144 de lesiones.

Es la tercera vez que este magistrado –el segundo encargado de investigar la causa– da por cerrada la instrucción. La primera, en octubre de 2015, con el maquinista como único imputado. La segunda, en diciembre de 2018, ya contaba, como ahora, con el exresponsable de seguridad de Adif como imputado, tras la línea que le marcó la Audiencia Provincial de A Coruña en el momento en que dictó la reapertura del caso.

Fue la denuncia de un extrabajador de Talgo, que asegura que responsables de la empresa ordenaron el borrado de averías del tren poco después de sucedido el accidente, la que obligó a reabrir la causa en noviembre del año pasado. Talgo siempre ha negado tajante esas acusaciones, pero el juez tomó declaración al extécnico denunciante y a varios trabajadores para tratar de dilucidar si ese borrado existió o no.

Con un informe pericial en su poder del ingeniero industrial José Manuel Lamela, el titular del juzgado entiende que “su resultado no ha podido ser más tajante” al asegurar que “no existe rastro alguno de la existencia de dichos defectos, ni de su borrado informático y, de haber existido, no han tenido incidencia causal en el siniestro”. De haberse dado, “ninguna incidencia causal hubieran tenido en la causación del accidente”, resuelve.

Así las cosas, el auto con el que por tercera vez se da cierre a la instrucción del accidente del Alvia estima que “la causa directa, inmediata, y que decididamente ha desencadenado el desgraciado accidente que tuvo lugar el pasado 24 de julio de 2013 fue el exceso de velocidad derivado de una conducción negligente”.

Por su parte, víctimas del accidente del tren ven en el hecho de que la causa siga contra un alto cargo de Adif una “demostración” de que “la investigación oficial –la que realizó la CIAF y que determina que el maquinista fue el único responsable– es una farsa”.

De ahí que la plataforma de afectados demande “que se repita” esa investigación, “tal y como pide Europa”, y que “sea independiente”, según destaca su portavoz, Jesús Domínguez.

El maquinista del Alvia y un excargo de Adif, únicos investigados del caso
Comentarios