jueves 02.04.2020

Feijóo denuncia el “acta de defunción” que extiende el estatuto electrointensivo

La Xunta y los trabajadores de Alcoa llaman a un frente común de Galicia, Asturias y Cantabria
Feijóo mantiene una reunión con los miembros del comité de empresa de la planta de Alcoa en San Cibrao | ELISEO TRIGO (EFE)

La Xunta y el comité de empresa de Alcoa San Cibrao, en Cervo, apostaron ayer por que las comunidades de Galicia, Asturias y Cantabria conformen un frente común en defensa de la viabilidad de las empresas electrointensivas.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se reunió en Cervo con representantes de los trabajadores de la planta de A Mariña lucense para abordar la situación de esta factoría que Feijóo ve cada día “más delicada”.

En su intervención, el también candidato del PPdeG a la reelección consideró que este frente común, demandado por los sindicatos, es una “medida razonable”. “Nos vamos a poner en contacto con el presidente de Asturias y el de Cantabria porque nos parece que es razonable”, aseguró Feijóo, que ha indicado también hablará con CCOO, UGT y la CIG.

Y es que el titular del Gobierno gallego aseguró que el proyecto de estatuto electrointensivo presentado por el Gobierno supone el “acta de defunción” de estas empresas. “Llevo once años como presidente de la Xunta y nunca he visto tan cerca el cierre de Alcoa”, advirtió el político popular.

Conforme señaló, hasta el año 2018 el precio de la luz estaba en 35 o 37 euros por megavatio y ahora está entre 47 y 55 euros. “Así Alcoa no es viable, perdió dieciocho millones en 2018, pensamos que cincuenta o sesenta millones en 2019 e inicia el 2020 con una mayor incertidumbre”, sostuvo Feijóo.

Precios competitivos

En este sentido, contrapuso las acciones tomadas por el PP para que Alcoa tuviese “precios competitivos de la luz”, con la actual gestión del problema por parte del Ejecutivo socialista.

“Ahora tenemos el borrador de eso que el Gobierno llama estatuto de las empresas electrointensivas que, en vez de ser una garantía para que estas sean viables, es la sentencia clara para que vayan cerrando de forma consecutiva”, censuró Feijóo, que pidió al Gobierno central que deje sin efecto este texto y acepte las alegaciones de Galicia para llegar al 29 de febrero con “un texto consensuado” entre los trabajadores y las administraciones públicas.

De este modo, argumentó que el documento presentado es “peor que cualquier proyecto” que ni pudiesen “imaginar” ya que “pone menos dinero del que había anteriormente” y “lo reparte con más empresas”. “Antes había 119 empresas beneficiarias y ahora son 600 empresas y, qué curioso, las más de 450 empresas que van a tener posibilidad de ver disminuidos los precios de la luz son vascas y catalanas”, señaló.

Feijóo consideró “evidente” que las empresas electrointensivas “están llamadas al cierre”. “El gobierno quiere cerrar las centrales térmicas en España, ya lo sabemos, va a cerrar As Pontes y Meirama, y ahora quiere cerrar las empresas electrointensivas en España”, aseguró.

Por todo ello, el presidente de la Xunta demandó medidas efectivas que rebajen el precio de la electricidad y aseguró que las alegaciones que presentará el Ejecutivo autonómico, coincidentes con el comité de empresa de Alcoa, entran dentro de la potestad que tiene España para regular los impuestos que gravan la energía.

Incidió en la necesidad de gravar menos la energía que consumen las empresas hiperelectrointensivas; así como establecer cuantías como las que había anteriormente en el ámbito del CO2 y en el de la interrumpibilidad. l

Feijóo denuncia el “acta de defunción” que extiende el estatuto electrointensivo
Comentarios