jueves 02.04.2020

Turull defiende la unidad independentista y pide que se aparque la “batalla de egos”

Aragonés reclama el fin la “dinámica de reproches” y señala el error de “equivocarse de adversario”
Jordi Turull saluda después de su intervención en la investigación parlamentaria sobre la aplicación del 155 | aec

El exconseller Jordi Turull, condenado a 12 años de prisión por el Tribunal Supremo, defendió trabajar para restablecer la unidad independentista que hizo posible el referéndum unilateral del 1-O y, para ello, reclamó aparcar toda “batalla de egos” entre los partidarios de la independencia.

En una entrevista en TV3, grabada en la cárcel de Lledoners, Turull reconoció su “tristeza” ante la ruptura de la unidad entre JxCat y ERC esta semana, aunque se mostró convencido de que aún hay “margen” para reconducir su relación.

“La gente pasará por encima de quienes se resistan” a la unidad, advirtió Turull, que subrayó que “aquí no habrá un héroe de la independencia de Cataluña, los únicos héroes de la independencia de Cataluña son los ciudadanos de Cataluña”.

“¿Estamos dispuestos a poner esto como gran prioridad o ponemos por delante el interés de partido? ¿Ponemos por delante este objetivo o la biografía personal y los egos de cada uno?”, se preguntó el exconseller.

Según Turull, “si esto debe ser una batalla de egos, de a ver quién es el Luther King, el Gandhi o el Nelson Mandela, no iremos a ninguna parte”. Turull se desmarcó de la decisión del presidente del Parlament, Roger Torrent, de dejar en suspenso el voto del presidente de la Generalitat, Quim Torra, después de que la Junta Electoral Central ordenara retirarle el acta de diputado.

Pese a reconocer que la decisión de Torrent no fue “nada sencilla”, aseguró que él, en su lugar, se habría negado a acatar la orden de la Junta Electoral Central.

“Siempre prefiero que me acabe inhabilitando injustamente un tribunal que no quienes me han dado el mandato, que son los ciudadanos de Cataluña”, afirmó el exconseller.

Por su parte, el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés, reclamó que el independentismo supere “cualquier dinámica de reproches” y aseguró que equivocarse de adversario sería un gran error.

“Mi adversario es el Estado, que impide la independencia con represión. Equivocarnos de adversario sería un gran error”, apuntó en una entrevista ayer en el diario “Ara”.

El también conseller de Economía y Hacienda afirmó que “responsabilizar al compañero de trinchera de los ataques recibidos de en frente no es adecuado” y ha defendido que la hegemonía importante no es la de partido, sino la idea de que la independencia es necesaria para mejorar la vida de la gente, en sus palabras.

Opinó que el lunes, cuando el pleno del Parlament retiró la condición de diputado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, “no se dio la imagen” que habría gustado a todos.

Turull defiende la unidad independentista y pide que se aparque la “batalla de egos”
Comentarios