martes 10.12.2019

Sánchez encara otra ronda de reuniones para la investidura sin ceder a una coalición con Unidas Podemos

Ferraz espera que la formación morada flexibilice su postura y renuncie al ministerio para Pablo Iglesias

Pedro Sánchez llega a la puerta de la Moncloa | aec

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, afronta esta semana una nueva ronda de reuniones para tratar de allanar el camino de su investidura, aunque sin ceder en la pretensión del líder de Unidas Podemos (UP), Pablo Iglesias, de establecer un gobierno de coalición como requisito para darle sus votos.

A dos semanas de que comience el debate de investidura, fijado el día 22, Sánchez se reunirá mañana al mediodía con Iglesias en el Congreso con la convicción, según el PSOE, de que hay “bases sólidas” para llegar a un acuerdo. 

Ministros cercanos
“Ahora toca a Unidas Podemos mover ficha”, emplazan desde Ferraz a Iglesias para que flexibilice su demanda de gobierno de coalición y acepte la oferta de Sánchez de que haya ministros independientes cercanos a la formación morada.

La oferta del líder del PSOE sigue sin contar con el beneplácito de los de Iglesias, que ya rechazaron la propuesta inicial de cederles segundos puestos en la Administración.

Iglesias se mantiene en su postura de que la estabilidad pasa por un gobierno con ministros de ambos partidos y que desechar esta oferta abocaría al fracaso el primer intento de investidura, aunque, en ese escenario, se abriría a replantearla.

Una tregua
A la espera de lo que dé de sí la reunión entre Sánchez e Iglesias, la quinta de las que trascendieron desde que se celebraron las elecciones el 28 de abril, tanto PSOE como Unidas Podemos se dieron  este fin de semana una tregua en cuanto a actos y declaraciones públicas.

Solo Pablo Iglesias rompió el silencio este fin de semana para hacer una breve referencia en Twitter a su exigencia de gobernar en coalición. “¿Por qué es necesario que UP esté en el Gobierno? Para que no pasen cosas como esta”, apuntó el líder de la formación morada al mencionar una información sobre la subida del alquiler inmobiliario.

Además de con Iglesias, Sánchez se reunirá el mismo día con el presidente del PP, Pablo Casado, en la Cámara Baja, sin que de esa cita se esperen novedades en cuanto a la posición de los populares de no facilitar la investidura con una abstención en la segunda votación, en la que el candidato del PSOE solo necesitaría una mayoría simple.

En la misma línea está Ciudadanos, aunque su líder, Albert Rivera, ni siquiera aceptó sentarse a hablar con Sánchez, lo que los socialistas calificaron de “una falta de decoro institucional sin precedentes”.

Barómetro del CIS
Sin visos de que PP y Cs faciliten la investidura con su abstención, Sánchez afronta la reunión con Iglesias con el “aval” que le concedió el barómetro del CIS publicado la pasada semana, en el que, de repetirse las elecciones, el PSOE se situaría cerca de la mayoría absoluta, con casi el 40 por ciento de los votos.

Ante este escenario la investidura podría depender de lo que hicieran los partidos independentistas catalanes.

El dirigente de JxCat Jordi Sánchez, en prisión provisional por el procés, consideró que “lo urgente” es que el líder del PSOE “asuma que debe construir un primer acuerdo con Podemos”.

“Sólo desde esta premisa política y aritmética, una vez haya descartado al PP y Cs como socios prioritarios para la legislatura, JxCat estará en condiciones de decidir su papel en la investidura”, señaló Sánchez en una entrevista a “El Periódico” desde la cárcel de Lledoners.

Sánchez encara otra ronda de reuniones para la investidura sin ceder a una coalición...
Comentarios