jueves 02.04.2020

Sánchez encara el encuentro con Torra con ánimo de diálogo pero sin expectativa de llegar a acuerdos

El president de la Generalitat planteará al jefe del Ejecutivo la amnistía y la autodeterminación
Los dos presidentes ya mantuvieron una reunión en la Moncloa en el mes de julio de 2018 | efe

El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, encara la reunión de hoy en Barcelona con el president de la Generalitat, Quim Torra, con el objetivo de demostrar a la ciudadanía catalana su apuesta decidida por el diálogo, si bien no espera cerrar acuerdo alguno con un president decidido a plantear cuestiones inasumibles para el Ejecutivo como el referéndum de autodeterminación o la amnistía de los presos.

En los días previos al encuentro, que tendrá lugar en el Palau de la Generalitat a partir de las 12.00 horas, el Gobierno de Sánchez se dedicó a enfriar las expectativas ante la entrevista con Torra, de la que sólo esperan que se desarrolle de manera “razonable” y sirva al menos para ir normalizando la relación entre las dos instituciones por el bien de la sociedad catalana, según fuentes del Ejecutivo español.

Por su parte, Torra espera que el encuentro sirva para fijar las condiciones de la mesa de negociación entre gobiernos pactada entre ERC y PSOE, y ya anunció que planteará a Sánchez el derecho de autodeterminación y la amnistía para los presos soberanistas.

Defendió que esta reunión debe ser para abordar el conflicto en Cataluña: “Estamos convencidos de que el presidente Sánchez no cerrará ninguna puerta al diálogo en este encuentro ni excluirá ningún contenido”, y su gabinete trasladó al de Sánchez que hablará sobre autodeterminación.

La autodeterminación y la amnistía son los dos únicos puntos que los partidos y entidades independentistas consensuaron en una reunión de hace tres semanas que convocó Torra, ya que ha reiterado en varias ocasiones que debe ser el conjunto del independentismo quien pacte qué demandas debe llevar el Govern a esa mesa.

Escepticismo

En Moncloa asumen que el president pondrá sobre la mesa sus conocidas reivindicaciones sobre el conflicto político y no prevén siquiera que del encuentro con Torra pueda salir la fecha para el inicio de los trabajos de la mesa de diálogo pactada entre ERC y el PSOE en el acuerdo de investidura.

De hecho, ésta es una de las cuestiones que el Govern quiere que salga del encuentro: la portavoz del Ejecutivo catalán, Meritxell Budó, pidió el martes “un calendario aproximado sobre cuándo deben empezar las negociaciones entre gobiernos” y que se fijen las condiciones de este diálogo, mientras que desde ERC se espera que la mesa se convoque lo más pronto posible, aunque quitan importancia a que la fecha se anuncie hoy u otro día.

Desde el Ejecutivo de Sánchez insisten en que ellos están preparados para constituir la mesa inmediatamente después de la reunión con Torra, pese a su anuncio de la semana pasada, rápidamente rectificado a petición de ERC, de que aplazaría su constitución hasta la celebración de las elecciones catalanas y la formación de un nuevo Ejecutivo catalán.

Ahora bien, esa mesa es entre el Ejecutivo español y el Govern catalán, por lo que para ponerla en marcha sería necesario que de forma previa la parte catalana acordara la composición de su delegación. En cambio, tanto en el Gobierno español como en ERC dudan del interés de Torra en colaborar para el éxito de la mesa.

 

Aplazar el inicio

El anuncio de aplazar el inicio de la mesa de negociación evidenció de nuevo las diferencias de cómo los socios del Govern afrontan este diálogo con el Gobierno.

Mientras que Budó (JxCat) aprovechó para criticar que esta decisión del Gobierno confirmaba “las dudas de entregar cheques en blanco a Sánchez”, los republicanos exigieron una fecha inminente para la mesa de diálogo y reclamó a JxCat y PSOE responsabilidad para dialogar y cumplir el acuerdo de investidura.

Sánchez encara el encuentro con Torra con ánimo de diálogo pero sin expectativa de...
Comentarios