jueves 02.04.2020

Rufián niega que amenazara a Sánchez, pero sí le pidió que respetase lo acordado

El PP acusa al Gobierno de ceder “al chantaje de los golpistas” y de tener “un presidente de paja”
Rufián atiende a los medios de comunicación poco antes de asistir a la reunión de la Junta de Portavoces | aec

El líder de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, negó ayer que amenazase este jueves al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con no aprobar los Presupuestos Generales del Estado, pero sí le pidió que respetase el acuerdo de investidura al que había llegado con los republicanos.

“No quiero que la gente se vaya con la idea de que amenacé. Hay unos acuerdos que hay que respetar y, si no se respetan, las relaciones se enturbian, se intoxican”, aseguró ayer en declaraciones a la cadena Ser.

Moncloa rectificó este jueves su decisión de posponer la mesa de diálogo con el Govern para después de las elecciones autonómicas después de que Sánchez y Rufián mantuviesen un encuentro en el que el líder republicano recordó al presidente del Gobierno “que había un documento firmado”.

Al respecto, Rufián señaló que “mucho de lo que pasó este jueves no nace de la mala fe” y que Moncloa hizo “un diagnóstico equivocado” al creer que el Gobierno de la Generalitat “ya no existe”: “Transmitimos información que la otra parte no tenía y se pudo solucionar”.

“Un bucle bastante tóxico”
“No se podía poner en tela de juicio que hay un Gobierno enfrente que quiere dialogar”, dijo Rufián, que añadió que, de no respetarse el diálogo, se entraría “en un bucle bastante tóxico también en la política catalana”.

Según el jefe de filas de ERC en Madrid, su formación se enteró por la prensa del cambio de parecer de Moncloa, si bien no reveló quién llamó a quién para celebrar el encuentro que acabó desatascando la situación.

La explicación de Rufián no convenció a la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, quien aseveró que los líderes de ERC Gabriel Rufián y Oriol Junqueras “sí amenazaron al Gobierno” con sus declaraciones sobre la mesa de diálogo entre el Ejecutivo central y el catalán.

“Y lo peor no es eso, lo peor es que el Gobierno cede al chantaje de los golpistas, y las amenazas surten efecto sobre un presidente de paja”, aseveró durante su intervención en Valencia en la clausura de la Interparlamentaria del PP de la Comunitat Valenciana.

En su opinión, este jueves se vivió “un capítulo más en el proceso degradación de las instituciones”, primero cuando el Gobierno de España anunció que aplazaba la mesa de diálogo “sobre cesiones” a después de las elecciones catalanas, y luego cuando “se plegó a las presiones” de ERC.

Mientras, la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, dijo ayer que “el Gobierno no ha cambiado de posición” al ser preguntada por la rectificación sobre su disposición a constituir la mesa de diálogo, horas después de apostar por posponerla.

“No creo que el Gobierno haya cambiado de posición”, respondió durante una entrevista en RNE González Laya, que subrayó que se “sigue manteniendo una línea clara, que es buscar un diálogo con Cataluña”.

Incidió en que “lo que sí ha cambiado es la situación política”, donde se llegó al fin de la legislatura y hay una discusión “más o menos simpática” entre las fuerzas catalanas.

“Eso tiene una onda expansiva en el diálogo que tiene pensado establecer este Gobierno en el tema de Cataluña, pero la voluntad y el objetivo se mantiene: discutir, dialogar, debatir como modo para resolver nuestras diferencias”, recalcó.

Rufián niega que amenazara a Sánchez, pero sí le pidió que respetase lo acordado
Comentarios