domingo 29.03.2020

Los encarcelados reivindican el diálogo y deploran las peleas entre JxCat y ERC

Los exconsellers condenados a prisión vuelven al Parlament para la comisión sobre la aplicación del 155
Los exconsellers abandonaron el Parlament entre aplausos | pau venteo (efe)

Seis exconsellers condenados a prisión por su papel en el procés volvieron ayer por un día al Parlament, para intervenir ante la comisión de investigación sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución, donde reivindicaron la vía del diálogo y deploraron las peleas internas entre independentistas.

Hacía 823 días, exactamente desde la declaración unilateral de independencia del 27 de octubre de 2017, que Oriol Junqueras, Jordi Turull, Raül Romeva, Joaquim Forn, Josep Rull y Dolors Bassa no coincidían en el Parlament.

Ayer salieron, escoltados, de los centros penitenciarios donde cumplen condena y volvieron a pisar el Parlament para comparecer uno por uno en la comisión, en la que participó brevemente Ciudadanos y a la que no acudieron PSC y PPC.

El primero en hablar fue Junqueras, que fue vicepresidente del Govern del 1-O y que aseguró que nunca ha “renunciado a la voluntad de diálogo”, una voluntad que “no se ha roto” por el hecho de que haya nueve líderes independentistas en la cárcel.

Junqueras, condenado por el Tribunal Supremo a 13 años de prisión, se ha mostrado dispuesto a establecer “mesas de negociación a diestro y siniestro, tantas como haga falta”, incluso con quienes “han aplaudido de manera más entusiasta” las condenas de cárcel.

Finalizado ese primer discurso, tomó la palabra la portavoz parlamentaria de Cs, Lorena Roldán, que recriminó a Junqueras que haya desaprovechado la “oportunidad de pedir perdón y de comprometerse a devolver el dinero” por el 1-O.

Al acabar su intervención, Roldán y el resto de diputados de Cs presentes en la comisión abandonaron la sala, a lo que Junqueras respondió en tono irónico: “¿Ahora se van? ¿Ahora que empezábamos a dialogar?”.

 

“Ir todos a una de verdad”

Posteriormente fue el turno del exconseller de la Presidencia Jordi Turull, que hizo un llamamiento al independentismo a rehacer la “unidad” y “recuperar el espíritu de ir todos a una de verdad”: “Episodios como los de ayer, por favor, no los hagan”, dijo, en alusión a la bronca entre JxCat y ERC por la retirada del acta de diputado del presidente de la Generalitat, Quim Torra.

Romeva, por su lado, afirmó que, “cuando uno no tiene capacidad para imponerse al otro solo, se debe pasar al diálogo e intentar llegar a acuerdos”, y añadió: “De acuerdo, no hemos ganado, pero ellos tampoco”.

Tras una pausa al mediodía compareció el exconseller de Interior Joaquim Forn, que pidió a los partidos independentistas que abandonen “los partidismos y el tacticismo” y aseguró sobre el 1-O que “volvería a hacerlo”, pero “mejor”.

El que fuera conseller de Territorio y Sostenibilidad del Govern del 1-O, Josep Rull, indicó que “los fuertes pactan” y solo “los débiles imponen” y, en este sentido, sostuvo que la aplicación del 155 en Cataluña fue “la expresión más descarnada de la debilidad del Estado”.

La última en intervenir fue la exconsellera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias Dolors Bassa, que rechazó las “batallas de postureo” entre independentistas y apostó por “el diálogo” y por “avanzar en el día a día”.

Los exconsellers abandonaron la Cámara acompañados por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, entre gritos de “libertad” y mientras diputados y consellers cantaban el himno catalán, “Els segadors”, frente a la escalinata del Parlament.

Los encarcelados reivindican el diálogo y deploran las peleas entre JxCat y ERC
Comentarios