miércoles 03.06.2020

Corinna Larsen reconoce que se reunió con don Juan Carlos para entablar “un diálogo de buena fe”

Las críticas y las promesas de poner en marcha una investigación a la Corona se cuelan en el Pleno
Una vecina de Barcelona participa en la cacerolada | andreu dalmau (efe)

Corinna Larsen reveló que se reunió en marzo del pasado año con don Juan Carlos y solicitó a la Casa Real entablar “un diálogo de buena fe”, sin pedir contrapartidas “indebidas”, con el objetivo de que se pusiera fin a “la campaña de abuso” de la que se consideraba víctima al ser investigada por la Fiscalía de Suiza. 

En un comunicado, Robin Rathmell, el abogado de la empresaria danesa, señala que después de que enviara en marzo una primera misiva al palacio de la Zarzuela para abrir ese diálogo, recibió la visita de don Juan Carlos. 

Cartas de seguimiento
Posteriormente, volvió a mandar “varias cartas de seguimiento, sin hacer demandas”, aunque sin resultado. 

“Nuestras solicitudes de buena fe para un diálogo nuevamente quedaron sustancialmente sin respuesta”, lamenta el abogado. 

El letrado explica que Larsen solo buscaba “poner fin a la campaña de acoso contra ella y salvaguardar su seguridad y la de sus hijos” y no planteó ningún tipo de chantaje. 

“Nunca se han hecho demandas indebidas, financieras o de otro tipo, a la Casa Real. De hecho, nuestro cliente quería que la Casa Real tuviera todos los hechos relevantes para hacer su propia evaluación de su posición en estos asuntos serios”, argumenta el abogado en este comunicado, emitido, según dice, ante las “desinformaciones” que considera que se publican en España. 

Propósitos inapropiados
El representante de la empresaria muestra su sorpresa de que “ciertas personas” sostengan ahora que hubo “algún tipo de chantaje u otro propósito inapropiado”, lo que considera “absurdo” a tenor de los intentos por buscar el diálogo. 

Larsen insiste en que “no está involucrada” en la investigación que lleva a cabo la Fiscalía suiza por la supuesta donación de 65 millones de euros que recibió de una fundación panameña vinculada al rey emérito. 

El digital “El Confidencial” publicó ayer que el encuentro entre Juan Carlos I y Corinna tuvo lugar en Londres el 16 de marzo de 2019 para tratar de llegar a un pacto de no agresión, pero el resultado no fue satisfactorio para ninguna de las dos partes. 

Esta cita se concertó unos días después de que la comisionista remitiera una carta a Felipe VI para informarle de que, entre 2008 y 2012, figuró como segundo beneficiario de una cuenta en Suiza que llegó a albergar 100 millones de dólares. 

Las críticas a don Juan Carlos se oyeron ayer durante el pleno extraordinario del Congreso para abordar la crisis del coronavirus y las alusiones estuvieron presentes en las intervenciones de los portavoces de ERC, Unidas Podemos, Compromís y Más País. 

Precisamente, el portavoz de este último, Íñigo Errejón, aseguró que sería un “magnífico día” para que la Corona anunciara que el rey emérito dona a la sanidad pública los 100 millones que “presuntamente recibió ilegalmente de Arabia Saudí”. 

Un poco antes, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, finalizaba su intervención con un llamamiento a protestar ante el mensaje televisivo de Felipe VI. 

En un primer discurso, Rufián también había lanzado una advertencia a la monarquía al anunciar que investigarán “hasta el último euro de ‘business’ con los sátrapas saudíes, ya sean pretéritos, eméritos o futuros”. 

También el diputado de Unidas Podemos, Pablo Echenique, subrayó la crisis de la Corona. “La patria no es un himno, no es una bandera y no es, hoy menos que nunca, un rey”, señaló.

Corinna Larsen reconoce que se reunió con don Juan Carlos para entablar “un diálogo de...
Comentarios