martes 4/8/20

Las comunidades deberán pedir al Gobierno el fin de la alarma para movimientos regionales

Las gobiernos autonómicos comienzan a pensar en los desplazamientos 
a otras regiones
Un guardia civil participa en un control de desplazamientos en Madrid | aec
Las comunidades que deseen autorizar los desplazamientos entre regiones deberán solicitar previamente al Gobierno el levantamiento del estado de alarma, indicó ayer el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Las autonomías que estén en fase 3 de la desescalada “van a poder decidir estas cuestiones” pero “tienen que solicitar el levantamiento del estado de alarma”, indicó, “y nosotros aceptarlo”, y entonces “se podrá plantear la movilidad entre comunidades”, precisó el presidente.

Para ello, será importante la aprobación del real decreto que el Gobierno tiene previsto para mañana, que recoge una serie de medidas para avanzar en la desescalada hacia la nueva normalidad, comentó el jefe del Ejecutivo en una conferencia de prensa en el Palacio de la Moncloa.

Sánchez explicó que en la fase 3, los presidentes autonómicos serán la “autoridad delegada competente” y, en esa condición “tienen la potestad” de decidir cuánto tiempo permanecerá su territorio en esa etapa de la desescalada y el momento en que debe pasar a la situación de nueva normalidad.

El presidente defendió que, no obstante, debe ser la Administración central la que conserve la capacidad de decir la ultima palabra en este asunto.

Mientras, tres gobiernos autonómicos (asturiano, gallego y cántabro) señalaron que iniciarán conversaciones para permitir la movilidad de sus ciudadanos por las tres regiones desde el próximo 15 de junio.

También El lehendakari Iñigo Urkullu espera poder acordar con los presidentes de las comunidades colindantes con Euskadi la movilidad entre ellas para el lunes 15 de junio y apostó también por la apertura transfronteriza para relanzar la actividad económica. Asimismo solicitó una estrategia de apoyo a la industria y la exención del IVA en mascarillas dispensadas en farmacias

El Gobierno de La Rioja también se mostró partidario de abrir las fronteras entre territorios limítrofes y adaptar también con ellas algunas medidas de la fase 3 de la desescalada.

El presidente andaluz, Juanma Moreno, anunció ayer la puesta en marcha de un plan de vigilancia y prevención ante un posible rebrote del coronavirus, que permitirá “proteger a la población” y será la “hoja de ruta” de la estrategia sanitaria en los próximos meses.

El jefe del Ejecutivo de Aragón, Javier Lambán, insistió en la necesidad de prever planes de contingencia para poder controlar posibles rebrotes, y para poder llevar a cabo también otras medidas que logren acercar a la región hacia esa nueva normalidad como la vuelta a las aulas en septiembre, o la libre movilidad entre las tres provincias y en otras comunidades vecinas.

El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, hizo hincapié en tratar de reforzar el sistema educativo, de ahí que, aunque se hagan “ajustes” en las plantillas docentes el próximo curso, Extremadura tendrá “por encima de los 1.300 profesores”, y ha asegurado que si es necesario contratar más docentes debido a las condiciones derivadas de el Covid-19, se hará.

Por su parte, la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, solicitó la creación de una Mesa de la Automoción con el objetivo de dinamizar e impulsar el desarrollo de este sector.
 

Desde Canarias se volvió a insistir en la necesidad de hacer test a los turistas en sus países de origen antes de que viajen al archipiélago.

Las comunidades deberán pedir al Gobierno el fin de la alarma para movimientos regionales
Comentarios