jueves 09.07.2020

Casado y los “barones” del PP rechazan la ampliación porque “hay alternativa a la excepcionalidad”

El líder del grupo afirma que el Gobierno reconoció que con reformas legales se puede evitar la alarma
El líder del PP, Pablo Casado, en  la reunión con los presidentes autonómicos

El líder del PP, Pablo Casado, y los presidentes autonómicos del partido coincidieron ayer en su rechazado a la quinta prórroga del estado de alarma de “alrededor de un mes” que planteó el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, una decisión que va “en contra de su propio compromiso y del reconocimiento de su Gobierno de que hay una alternativa a la excepcionalidad”, según informaron fuentes de la dirección nacional del PP.

Casado mantuvo una reunión por videoconferencia con los presidentes de comunidades autónomas del Partido Popular: Alberto Núñez Feijóo (Galicia), Isabel Díaz Ayuso (Madrid), Juan Manuel Moreno (Andalucía), Alfonso Fernández Mañueco (Castilla y León), Fernando López Miras (Región de Murcia); y Juan Vivas, de la ciudad autónoma de Ceuta.

De esta forma, el PP en su conjunto se opone al anuncio que realizó Sánchez en la Moncloa de pedir una prórroga de un mes, ya que según el líder de los “populares”, se puede proteger la salud y el empleo con la legislación en vigor, “sin abusar más de la excepcionalidad constitucional”.

Además, sostienen que la prórroga va “en contra de su propio compromiso y del reconocimiento de su Gobierno de que hay una alternativa a la excepcionalidad constitucional en la legislación en vigor para mantener las medidas de protección de la salud de todos con transparencia y rigor”.

El PP se refirió así a las declaraciones que realizó el pasado miércoles en el Senado la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, mostrando la disposición del Gobierno a reformar la ley para hacer frente a posibles rebrotes sin recurrir a la alarma.

“Plan B” de Casado
Fuentes de la dirección señalaron que los presidentes del PP apoyaron el plan B “Activemos España” presentado el pasado martes por Casado para una desescalada jurídica, económica y sanitaria frente a la crisis sanitaria.

Según las mismas fuentes, se trata de “un programa para proteger la salud de los españoles y también para evitar la destrucción económica con medidas de ayuda a trabajadores, pymes y autónomos”. Además,  subrayaron que la propuesta alternativa “protege a la población vulnerable de mayores y enfermos, aislando a los contagiados y sus contactos con test masivos y aplicaciones informáticas, y activando al resto con mascarillas obligatorias”.

Leyes para limitar la movilidad
Asimismo, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, señaló que su partido ya trasladó al Ejecutivo “en público y en privado” que hay mecanismos legales para limitar la movilidad sin tener que volver a la excepción.

Tras confirmar que el PP votará “no”, García Egea ofreció a Sánchez atender al plan B presentado por Casado que permite “mantener las mismas restricciones” sin tener que seguir con la medida constitucional de excepción.

En cuanto a si le preocupa que ese voto negativo a la prórroga pueda pasar factura al PP más adelante si hay rebrote, dejó claro que en ese caso “no será por el voto del PP, será fundamentalmente porque no se están haciendo test”. “Y también será porque Pedro Sánchez ha preferido hacer antes la encuestas del CIS que el estudio de seroprevalencia en toda España”, manifestó.

Además, el “número dos” criticó la actuación en las fases de la desescalada que está desarrollando el Ejecutivo, quien, a su juicio, “debería de mirar otras cosas que no fueran el color político a la hora de actuar en los territorios”.

“Creo que mucha gente tiene la sensación de que se ha negociado con la salud de los españoles para mantener la poca salud que le queda al Gobierno”, zanjó.

Casado y los “barones” del PP rechazan la ampliación porque “hay alternativa a la...
Comentarios